Cargando contenido

El Parlamento británico está a la expectativa ante un posible tercer voto del acuerdo de Brexit.

Presidente de EE.UU., Donald Trump y la primera ministra británica, Theresa May
Presidente de EE.UU., Donald Trump y la primera ministra británica, Theresa May.
AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, destacó este jueves el enorme potencial de un acuerdo comercial entre su país y el Reino Unido, en momentos en que las conversaciones sobre el Brexit están estancadas en Londres.

"Mi gobierno está listo para negociar un gran acuerdo comercial con el Reino Unido. ¡El potencial es ilimitado!", tuiteó el mandatario.

Los partidarios del Brexit cuentan en gran medida con un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, que se cerrará poco después de la separación de la Unión Europea (UE).

Gran defensor del multilateralismo, Trump ha exaltado varias veces los méritos de un Brexit duro en el pasado. En noviembre, incluso criticó el primer acuerdo alcanzado por Theresa May y la UE, que puso a la primera ministra británica en una posición delicada.

Más enOla de frío deja una persona muerta y obliga al cierre de vías en Colorado (EE.UU.)

En una entrevista con el diario The Sun con motivo de su primera visita oficial al Reino Unido, Trump había dicho que en el lugar de May habría negociado "de manera muy diferente". May reveló más tarde que el presidente le había aconsejado demandar a la UE.

A quince días de la fecha teórica para la separación, los diputados británicos deben votar este jueves sobre la posibilidad de aplazar el Brexit.

La expectativa

Pese a que su acuerdo de Brexit fue dos veces pisoteado por el Parlamento, la primera ministra británica propuso el miércoles una tercera votación, advirtiendo que, si no se aprueba el texto, la salida de la UE podría sufrir un "largo" aplazamiento.

"La cámara tiene que entender y aceptar que si no respalda un acuerdo en los próximos días, y no quiere respaldar un Brexit sin acuerdo el 29 de marzo, esto sugiere que se necesitará una prórroga mucho más larga" de lo previsto, afirmó May ante los diputados.

La jefa de gobierno anunció que someterá el jueves a la Cámara de los Comunes una moción en que propone organizar, antes del 20 de marzo, una tercera votación sobre el controvertido acuerdo de divorcio que negoció y renegoció hasta el último minuto con Bruselas.

De interésDecretan tres días de duelo en Sao Paulo tras tiroteo que dejó 10 muertos

Si esta vez el texto es adoptado, May pedirá a los líderes europeos un corto aplazamiento de la fecha del Brexit, hasta el 30 de junio, para llevar a cabo los preparativos necesarios.

De lo contrario, el aplazamiento debería ser mucho mayor e implicaría que el país tenga que organizar elecciones europeas en mayo, precisa la moción, en un claro esfuerzo por poner entre la espada y la pared a los euroescépticos deseosos de abandonar el bloque pero reacios a hacerlo bajo las condiciones que May defiende.

Este nuevo giro en un drama político que parece no tener fin llegó justo después de que los diputados votasen, por 312 votos contra 308, contra la posibilidad "bajo ninguna circunstancia" de un Brexit sin acuerdo.

Los diputados votaron así la enmienda a una moción presentada por May y el hecho de que fuera aprobada -aunque por un resultado muy ajustado- pone de manifiesto el caos que reina en la política británica y la falta total de control que tiene la primera ministra pese a su obstinación.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido