Cargando contenido

El acuerdo de tregua en Siria es una victoria a corto plazo para Erdogan, según analistas.

Recep Tayyip Erdogan, presidente turco, y su par estadounidense, Donald Trump
Recep Tayyip Erdogan, presidente turco, y su par estadounidense, Donald Trump
AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, le aseguró que aplicará el "alto el fuego" en los combates con los kurdos en el norte de Siria.

PreviamenteLa ofensiva en Siria se reanudará el martes si el acuerdo no se respeta: Erdogan

Bombardeos de las fuerzas de Ankara mataron el viernes a 14 civiles en el norte de Siria, afirmó una ONG, aunque Turquía había aceptado una suspensión por cinco días de su ofensiva destinada a que los kurdos se alejen de la zona fronteriza.

"Acabo de hablar con el presidente Erdogan (...) Me dijo que había habido disparos de mortero menores (...) que fueron rápidamente suprimidos. (...) Realmente desea que el alto el fuego o la tregua funcionen", escribió Trump en Twitter.

"Los kurdos también quieren que eso suceda. Hay buena voluntad en ambos lados y una muy buena oportunidad de éxito", agregó.

"Algunos" países europeos, afirmó el presidente sin mencionarlos, "ahora están dispuestos, por primera vez", a repatriar a los combatientes del grupo Estado Islámico detenidos en Siria. 

"Son buenas noticias, pero debería haberse producido después que NOSOTROS los capturamos", añadió. "GRANDES AVANCES en curso", señaló de todas maneras.

Hablan analistas

El acuerdo destinado a poner fin a la ofensiva de Turquía contra las fuerzas kurdas en Siria ofrece una victoria al presidente turco Recep Tayyip Erdogan, pero esta podría ser efímera a falta de una entente con Rusia, aliado del régimen sirio, según analistas.

El acuerdo, que logró el jueves el vicepresidente estadounidense Mike Pence durante una visita a Ankara, prevé la suspensión durante cinco días de la ofensiva lanzada el 9 de octubre y ponerle fin si la milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG), considerada como "terrorista" por Ankara, se retira durante este periodo de las zonas fronterizas de Turquía en el noreste de Siria.

Erdogan obtuvo sus principales exigencias, a saber la retirada de las YPG y la implementación de una "zona de seguridad" de 32 kilómetros de profundidad en territorio sirio, incluso si la longitud de esta franja, que el presidente turco quiere ampliar con el tiempo a 480 km, queda por definir.

Siga leyendo: La Casa Blanca impone aranceles a la Unión Europea

La operación fue lanzada después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, pareciera darle luz verde al anunciar la retirada de sus tropas estacionadas en la región, abandonando a los kurdos, su aliado durante años en la lucha contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido