Cargando contenido

En los últimos días, el presidente de Estados Unidos reiteró su amenaza de subir los aranceles a la mayoría de importaciones chinas.

Presidente Donald Trump
Presidente Donald Trump
AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó de "pequeña pelea" la creciente guerra comercial entre Washington y Pekín, y acusó a China de sabotear un acuerdo que estaba cerca de ser alcanzado.

Y aunque dijo tener una "extraordinaria" relación con el presidente chino, Xi Jinping, insistió en que no firmará ningún acuerdo, a menos que sea bueno.

En la última semana Trump duplicó  los aranceles a productos chinos importados por miles de millones de dólares y la última ronda de conversaciones bilaterales se cerró sin un acuerdo.

En contexto: Wall Street sufre fuerte caída tras represalias chinas a Estados Unidos

En represalia, China anunció un fuerte aumento de los aranceles a miles de productos agrícolas y manufacturas de Estados Unidos.

Además, Washington inició un proceso para terminar de gravar todos los productos chinos importados al aplicar aranceles a bienes de ese origen por 300.000 millones de dólares.

"Estamos considerando eso muy seriamente", dijo Trump.

El mandatario añadió que la enérgica posición de su Gobierno está dando resultados, así como que Pekín quiere llegar a un acuerdo. De igual forma, acusó a los líderes chinos de generar retrocesos en las negociaciones.

Lea además: Monsanto, condenada a pagar USD 2.000 millones por producto con glifosato

"Teníamos un acuerdo que estaba muy cercano pero ellos lo rompieron. Más que renegociarlo, lo rompieron. No podemos aceptar que ocurra eso", dijo.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido