Cargando contenido

La Cancillería de México reconoce que la situación en la frontera con Estados Unidos no puede seguir como está.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Donald Trump, presidente de Estados Unidos
AFP

Donald Trump dijo que se avanzó en la negociación con México aunque no lo suficiente, y criticó las cifras de migrantes detenidos en la frontera, en un momento en que Washington amenaza con aranceles para su vecino, si no frena el flujo migratorio.

"El diálogo migratorio en la Casa Blanca con los representantes de México terminó por hoy. Hubo avances pero ¡no lo suficiente! Los arrestos en la frontera en mayo fueron de 133.000 debido a que México y los demócratas en el Congreso se niegan a dar presupuesto para una reforma de inmigración", escribió Trump en su cuenta de Twitter. 

El Presidente estadounidense dijo que la negociación continuará el jueves con la premisa de que "si no hay acuerdo, un aumento de los aranceles de 5% comenzará a aplicarse el lunes, con un aumento mensual de acuerdo con un calendario". 

Lea además: México subasta autos, casas y joyas del crimen organizado

Este miércoles, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, publicó una gráfica de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) que muestra que la cifra de mayo representa casi el triple de hace un año.

La patrulla fronteriza dijo que el ritmo de llegada de los indocumentados, que ascienden a 677.000 desde octubre, es el más alto desde 2006.

"El presidente ha dejado claro que México debe hacer más", dijo Pence que se reunió en la Casa Blanca con el canciller mexicano Marcelo Ebrard, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, y el secretario de Seguridad Interior, Kevin McAleenan, a cargo de la política migratoria.

México se pronuncia sobre situación en frontera

México reconoce que la situación en la frontera con Estados Unidos, adonde en los últimos meses llegaron cientos de miles de migrantes, no puede seguir así, dijo el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, tras analizar el tema en una reunión en la Casa Blanca.

"El punto de partida es que ambas partes reconocemos que la situación actual no se puede mantener como está", dijo Ebrard a periodistas. "¿Por qué? Porque vimos los reportes de los números y efectivamente los flujos están creciendo demasiado".

Más de 144.000 migrantes, en su mayoría de Centroamérica, fueron detenidos en mayo en la frontera con México, un 32 % más que abril, y el ritmo de llegada de inmigrantes indocumentados, que asciende a 677.000 desde octubre, es el más alto desde 2006, según cifras oficiales estadounidenses.

Los datos se divulgaron horas antes de la cita de la delegación encabezada por Ebrard con el vicepresidente Mike Pence para discutir la amenaza arancelaria del presidente Donald Trump, que la semana pasada anunció que aplicará gravámenes a todas las importaciones mexicanas a partir del próximo lunes si México no detiene el flujo de migrantes hacia el norte.

Ebrard dijo que las conversaciones con los funcionarios estadounidenses continuarán mañana jueves "para explorar cómo acercar las posiciones".

Lea también: Médico fue condenado por matar a 25 pacientes con dosis letal de opioide

"Hay que tomar medidas no solo en lo inmediato, y no solo punitivas, para que esto tenga una solución posible. En eso estamos. No es tan fácil", agregó, aunque insistió en que sigue siendo "optimista" sobre el resultado de las conversaciones.

Consultado sobre la posibilidad de que los aranceles comiencen a regir antes de que se pueda alcanzar un acuerdo, Ebrard dijo que México espera que esto no ocurra por el "costo" que supondría para "ambos países".

"Tenemos que agotar la ronda (de diálogo) que tenemos ahora, procurando que no haya un efecto económico la próxima semana", señaló. 

El amague tarifario de Trump hundió al peso mexicano frente al dólar y provocó caídas en las bolsas globales.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido