Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Donald Trump en Foro Económico Mundial en Davos
Donald Trump finalizó su participación en el Foro Económico Mundial en Davos.
AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este miércoles que le hubiera encantado asistir al histórico juicio en el Senado que podría terminar con su destitución pero que sus abogados se lo desaconsejaron.

"Me hubiera encantado ir. De alguna manera me hubiera encantado sentarme en primera fila y mirar sus caras corruptas", dijo Trump a la prensa al final de su viaje al foro de Davos, Suiza. Aunque "creo que los abogados hubieran tenido un problema" con esto, agregó.

Lea aquí: Juicio político contra Trump inició bajo control de su partido

En la misma rueda de prensa, Trump señaló que Estados Unidos puso en marcha una reforma de la Organización Mundial de Comercio (OMC), al denunciar el trato desigual que la institución reserva a su país.

"Tengo un diferendo con ellos desde hace bastante tiempo porque nuestro país no ha sido tratado en forma equitativa", dijo Trump. 

"Estamos conversando sobre una estructura completamente nueva para ponernos de acuerdo. Tenemos que hacer algo", agregó Trump, acompañado por el director general de la OMC, el brasileño Roberto Azevedo.

"Me habría encantado conocer a Greta"

El presidente Trump no se fue de Davos sin antes hablar de la joven Greta Thunberg, de quien se ha burlado y de quien ha recibido críticas. 

Aseguró que le habría encantado conocer a Greta en Davos pero que la activista no tendría que concentrar sus críticas en la falta de acción climática de Estados Unidos.

Para él, "hay otros países que contaminan mucho más que Estados Unidos por lo que "Greta tendría que centrarse en esos lugares".

Le puede interesar: Trump denuncia en Davos a los que hablan del "catastrofismo" climático

En su participación del martes en el Foro Económico Mundial (WEF), Trump se fue contra los "catastrofistas" del cambio climático, a los que calificó de "herederos de los insensatos adivinos del pasado".

Thunberg estaba en la sala y más tarde reiteró su mensaje de alerta sobre el planeta. "Nuestra casa está ardiendo, su inacción aviva las llamas", afirmó.

Por su parte el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, que también está en Davos, defendió las políticas climáticas de la administración Trump y dijo que lo habían malinterpretado.

"La administración estadounidense cree en el aire puro y el agua limpia. Es una cuestión muy complicada. Apoyamos un medio ambiente limpio pero creemos que se puede hacer de una manera favorable a los negocios". afirmó.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.