La salud del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es "excelente" y no hay indicios de que sufra problemas cognitivos, dijo el médico de la Casa Blanca.

"Todos los datos indican que el presidente está saludable y que lo seguirá estando mientras dure su presidencia", afirmó el doctor Ronny Jackson en una conferencia de prensa después de la revisión de la semana pasada, que determinó que el mandatario de 71 años tiene una salud "excelente" y "no hay indicio de que tenga ningún tipo de problema cognitivo".

Jackson dijo que Trump, quien recientemente se enfrentó a un sinfín de especulaciones sobre su salud mental, solicitó una prueba cognitiva en la que le fue "extremadamente bien".

"Creo que vio el examen físico como una oportunidad para poner algo de eso en el olvido", sostuvo Jackson. "Y creo que no estaba en absoluto preocupado por tener algo que ocultar".

La evaluación se realizó con una prueba llamada Montreal Cognitive Assessment, en la cual Trump obtuvo 30/30, dijo Jackson.

"No tiene ningún problema cognitivo o mental en lo absoluto", insistió el médico, y agregó que, según su conocimiento, es la primera vez que un presidente estadounidense en funciones se somete a esa evaluación.

Jackson reportó los números vitales del presidente: 1,90 metros de altura, 108 kilos de peso, 68 de frecuencia cardíaca en reposo y 122/74 de presión arterial. Dijo que los indicadores eran normales.

"Tiene una aptitud cardíaca increíble en este momento de su vida y creo que una gran parte de eso se debe al hecho de que ha tenido una vida de abstinencia de tabaco y alcohol", afirmó Jackson.

Sin embargo, el médico de Trump señaló que trabajará en un plan dietético para que el presidente intente reducir "todo lo que se pueda" las calorías, las grasas y los carbohidratos que consume.

AFP