Cargando contenido

La Casa Blanca ya había pedido al exabogado Donald McGhan no responder a la citación del Congreso.

Vladimir Putin y Donald Trump
Presidente de Rusia, Vladimir Putin y de Estados Unidos, Donald Trump.
AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, invocó este miércoles su poder ejecutivo para impedir el acceso de un comité del Congreso -controlado por la oposición demócrata- al informe íntegro del fiscal especial Robert Mueller sobre la trama rusa, lo que podría desatar una batalla en los tribunales.

Lea aquí: Michael Cohen, exabogado de Trump, empieza a cumplir tres años de prisión

"Ante el flagrante abuso de poder del congresista demócrata Jerrold Nadler, y por petición del fiscal general, el presidente no tiene otra opción que invocar su privilegio ejecutivo", anunció la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado.

Nadler, quien preside el Comité Judicial de la Cámara Baja de Estados Unidos, había solicitado al Departamento de Justicia todo el informe de Mueller -incluidos los tramos confidenciales- y algunos documentos relacionados, dado que la versión del reporte publicada hace unas semanas contenía numerosas tachaduras. 

Le puede interesar: Crucial reunión entre Mike Pompeo y Theresa May

"Ni la Casa Blanca ni el fiscal general William Barr cumplirán con las demandas ilegales e imprudentes de Nadler", añadió Sanders. 

El anuncio se produjo justo al comienzo de una audiencia en la Cámara de Representantes para iniciar el proceso por desacato contra Barr por negarse a entregar el informe completo y su evidencia subyacente.

Nalder denunció de inmediato la iniciativa "sin precedentes" de la Casa Blanca y pidió a todos los legisladores que reaccionen en nombre de las "instituciones". "Nadie, ni el fiscal general, ni el presidente, pueden estar por encima de la ley", dijo.

Se espera que el voto contra Barr salga adelante en el comité, lo que dejaría en manos del pleno de la Cámara Baja, controlada también por los demócratas, la decisión de solicitar o no que se abra un proceso judicial contra Barr a nivel federal.

La decisión de Trump de invocar la figura del "privilegio ejecutivo", una doctrina que permite al presidente evitar la difusión de documentos o materiales que utiliza la Rama Ejecutiva, podría generar una batalla en los tribunales sobre su constitucionalidad.

Más en: Juan Valderrama era acompañante sexual en Chile, dicen testigos

En 1974, el Tribunal Supremo estudió un caso similar durante el escándalo Watergate que entonces afectaba al presidente Richard Nixon, y limitó notablemente la capacidad de los mandatarios estadounidenses de invocar el "privilegio ejecutivo".

Nadler aseguró que la decisión "representa una clara escalada en el desafío generalizado" de su Gobierno a "los deberes del Congreso tal y como están definidos en la Constitución".

La portavoz de la Casa Blanca, por su parte, acusó a Nadler de hacer "peticiones ilegales y temerarias", y a la oposición demócrata de llevar al extremo su batalla política contra Trump.

"No les gustaron los resultados del informe de Mueller, y ahora quieren rehacerlo", subrayó Sanders.

La versión censurada del informe de Mueller indica que el fiscal especial no halló pruebas de que el entorno de Trump colaborara con Rusia en su presunta injerencia en las elecciones de 2016, pero también arroja dudas sobre una presunta obstrucción a la Justicia por parte del mandatario.

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido