Cargando contenido

Estados Unidos destinará un total de 390 millones de dólares al "fondo para el control de narcóticos", lo que supone 143 millones menos que en 2017.

Donald Trump
Donald Trump, presidente de Estados Unidos.
AFP

La Casa Blanca presentó su proyecto de presupuesto para el año fiscal 2019 en cual contempla recortes hasta del 32 por ciento en comparación con el año fiscal del 2017.

En lo que tiene que ver con el presupuesto del Departamento de Estado, la asistencia pasaría de 362 millones de dólares a 246 millones para 2019, es decir una reducción del 32%.

El mayor recorte se concentra en los recursos dedicados a desarrollo económico que fueron los que la administración Santos gestionó con el entonces presidente Barack Obama para dedicarlos a la etapa de post- conflicto.

El comparativo del presupuesto se hace con el del año 2017 porque aún no se sabe como quedará finalmente la asistencia para Colombia en el 2018. El Senado aprobó cerca de 390 millones de dólares pero la Cámara, una cifra inferior, que de todas formas es superior a lo que propuso la administración Trump para 2018 y ahora para 2019.

En ayuda militar para 2017 se destinaron 38 millones, ahora se proponen 20 millones para el 2019. En recursos para la lucha contra las drogas, el presupuesto baja de 143 millones a 125 millones, esta última cifra es la misma que presentó el Departamento de Estados para 2018 pero luego fue reajustada por el congreso.

En asistencia para entrenamiento militar se pasa de 1.3 millones dólares a 1.4 millones. El rubro que representa el mayor recorte es el de apoyo económico y desarrollo, que es donde está la mayor cantidad de recursos para programas sociales para el post- conflicto.

El presupuesto baja de 180 millones de dólares en 2017 a 100 millones para 2019. Este presupuesto es sólo una propuesta, los que tienen la decisión final son los congresistas. Para el caso de Colombia tanto en el Senado como en la Cámara no aceptaron las reducciones que en 2018 planteó la administración Trump para Colombia.

La promesa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de rebajar el gasto en materia de asuntos exteriores se vio reflejada este lunes  en un drástico recorte en la propuesta de presupuesto del Departamento de Estado, que ha obligado a rediseñar la lista de prioridades en América Latina.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido