Cargando contenido

El veterano economista y político será el asesor de Federica Mogherini.

Enrique Iglesia, asesor de la UE para Venezuela
AFP

Considerado uno de las personalidades más influyentes de Iberoamérica, Enrique Iglesias, veterano economista y político uruguayo de origen español, fue designado asesor especial de la Unión Europea (UE), para intervenir en la grave crisis venezolana.

Lea aquí: Venezuela: el calvario y adiós prematuro de los niños por falta de trasplante

Según una nota emitida en Bruselas, Iglesias será "asesor especial" de la alta representante de la UE para los asuntos de política exterior, Federica Mogherini.

Iglesias quien fue primer secretario general Iberoamericano (2005-2014), declaró que se siente muy honrado por "poder hacer alguna contribución a la política de la Unión Europea ante la dramática situación que vive la sociedad venezolana".

"Creo que todos los latinoamericanos debiéramos asumir nuestra responsabilidad solidaria para apoyar soluciones a los problemas de ese gran país, que tanto ha aportado a la América Latina", aseguró.

Según el comunicado de la oficina de Mogherini, "el señor Iglesias apoyará el trabajo de la UE y del Grupo Internacional de Contacto para promover una solución pacífica y democrática a la crisis en Venezuela a través de elecciones libres y justas".

En concreto, brindará asesoramiento a la alta representante y al Grupo Internacional "sobre los pasos que podrían tomarse para lograr estos objetivos".

También participará Iglesias en los esfuerzos de divulgación a las partes interesadas en Venezuela y a los actores internacionales y regionales.

En Madrid, el secretario de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, manifestó que "la satisfacción del Gobierno de España porque la decisión de Federica Mogherini haya recaído en una personalidad tan relevante y tan experta como Enrique Iglesias".

En su reunión en Costa Rica a principios de mayo, el Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela pensó en contar con "una personalidad iberoamericana" para impulsar un proceso de paz en el país sudamericano.

El Grupo está formado por ocho países europeos (Alemania, España, Francia, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Suecia), y cuatro latinoamericanos (Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay).

Durante su larga carrera, Enrique V. Iglesias, nacido en Asturias, ha ocupado cargos de gran responsabilidad. En Uruguay fue entre otras cosas, presidente del Banco Central y ministro de Asuntos Exteriores.

Durante trece años (1972-1985) se desempeñó como secretario ejecutivo de la prestigiosa Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), cuya sede está en Santiago de Chile.

Por diecisiete años ocupó la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Washington, D.C.

En 2005 fue designado primer secretario general iberoamericano por los jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, reunidos en la Cumbre de Salamanca.

Iglesias terminó su mandato de ocho años en 2015 y fue reemplazado por la costarricense Rebeca Grynspan, quien le ha calificado en alguna ocasión de "padre" de Iberoamérica.

Le puede interesar: Venezuela ha recibido 425 toneladas de asistencia humanitaria: Gobierno de Maduro

El rey Juan Carlos I le impuso el Collar de la Orden del Toisón de Oro, una distinción que, además de miembros de la familia real, sólo poseen el exsecretario general de la OTAN Javier Solana, y el exdirector de la Real Academia Española Víctor García de la Concha.

Enrique V. Iglesias recibió el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1982.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido