Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Josep Borrell, Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores
Josep Borrell, Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores.
AFP

El jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, acogió este jueves con beneplácito el llamado del presidente de Colombia, Iván Duque, a un diálogo para superar la grave crisis que azota ese país, pero pidió respeto al derecho a la protesta pacífica.

No obstante, el jefe de la diplomacia europea señaló que los colombianos tienen "derecho a la protesta pacífica. Este derecho, junto con la libertad de reunión pacífica, asociación y libertad de expresión, es esencial para cualquier democracia, debe ser respetado y protegido, no reprimido por la fuerza".

Lea aquí: En el mundo se suman a las protestas de Colombia y piden frenar la violencia

Colombia vivió este miércoles el octavo día de enormes protestas que inicialmente estaban dirigidas a una controvertida reforma fiscal, y que han sido respondidas con severa represión. Tras una semana de manifestaciones ya se cuentan 24 muertos y cientos de heridos. 

Bajo la lupa de la comunidad internacional, que denunció excesos de la fuerza pública en la represión de las manifestaciones, estudiantes, sindicatos, indígenas y otros sectores salieron a las calles de las principales ciudades con marchas festivas y en su mayoría pacíficas. 

El jefe de la diplomacia europea pidió el cese inmediato del "uso excesivo de la fuerza para reprimir esas protestas, la escalada de violencia y cualquier uso desproporcionado de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad".

En su nota, Borrell apuntó que "después de décadas de violencia, Colombia necesita avanzar en el camino hacia la paz. Los ciudadanos de Colombia merecen estabilidad y certidumbre".

Le puede interesar: Cosechas se están perdiendo en el Valle del Cauca por los bloqueos

Los desafíos agravados por la pandemia de coronavirus "exigen esfuerzos pacíficos de todos los actores políticos y la sociedad civil para reducir las tensiones; promover diálogos inclusivos; y forjar un consenso sobre cómo abordarlos", apuntó.

Borrell apuntó que la UE "rechaza y condena el uso de la violencia por parte de quienes se mezclan con manifestantes pacíficos solo para cometer actos de vandalismo".

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.