Cargando contenido

Los comerciantes se agruparon en el patio del mercado preocupados por su futuro.

El famoso Mercado de Hierro de la capital haitiana fue devastado por un incendio
El famoso Mercado de Hierro de la capital haitiana fue devastado por un incendio.
AFP

El famoso Mercado de Hierro de la capital haitiana fue devastado por un incendio en la noche del lunes al martes, que destruyó los productos de decenas de comerciantes de Puerto Príncipe que seguían en la incertidumbre por la falta de un sistema de seguros.

Bomberos y ciudadanos comunes seguían trabajando, al mediodía del martes, para apagar el incendio que consumió por completo una de las dos naves del mercado. 

Los comerciantes se agruparon en el patio del mercado preocupados por su futuro.

"Acababa de llenar mis reservas, 10 ollas de djondjon (una variedad de hongos haitianos) pero todo quedó quemado", dice Jacqueline Innocent, que estima su pérdida en un valor aproximado a 100 dólares.

La cantidades mencionadas en las conversaciones en el mercado quemado pueden parecer insignificantes, pero para esa mujeres que trabajan sin seguro y muchas de ellas sin una cuenta bancaria para invertir, el incendio constituye la pérdida de sus escasos recursos. 

"Sin ayuda para rehacer mi negocio, voy a morir sobre mis dos pies porque porque no tenía nada más, ya a mi edad no puedo hacer ningún otro trabajo", dijo Innocent, de 75 años y quien pasó toda su vida trabajando en el llamado Mercado de Hierro.                                                                                                                                                            

     

 

 

 

 

          

Thumbnail

Según los vecinos, el incendio empezó cerca de las 02H00 de la mañana, en una pila de basura acumulada en un terreno baldío contiguo al edificio histórico. 

Construido a fines del siglo XIX, el Mercado del Hierro había sido devastado por un incendio en 2008. También fue destruido por el terremoto en 2010 y su reconstrucción fue financiada por la empresa de telecomunicaciones Digicel y supervisada por el instituto que protege las construcciones históricas.                                                                                                                                                                                                                                                        

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido