Cargando contenido

En 2016 había 108 millones de personas sufriendo grave inseguridad alimentaria en 48 países, frente a los 80 millones contabilizados en 2015

Hambre Sudán
Uno de los más afectados es Sudán del Sur
AFP

Unos 124 millones de personas en 51 países se enfrentaron en 2017 a graves crisis alimentarias, un número en claro aumento sobre todo por los conflictos cada vez más intensos y prolongados, advirtió la ONU.

El informe mundial de crisis alimentarias, elaborado por distintas agencias de Naciones Unidas y otros socios, destaca que las personas con hambre aguda en el mundo se ha incrementado en 11 millones (un 11 % anual) si se comparan los mismos 45 países analizados este año con el anterior.

"Dos de cada tres personas con hambre proceden de países que viven crisis prolongadas", explicó en una conferencia el director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva.

Las peores crisis alimentarias de 2017 se localizaron en el noreste de Nigeria, Somalia, el Yemen y Sudán del Sur, donde había 32 millones de personas que necesitaban asistencia urgente, el 16 % más que un año antes.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido