Roman Polanski / AFP

Un tribunal polaco se reunió este viernes en Cracovia para pronunciarse sobre la extradición a Estados Unidos de Roman Polanski, en ausencia del cineasta de 82 años.

Polanski, que está en Cracovia, decidió no acudir al tribunal "por motivos emocionales", indicó uno de sus abogados, Jan Olszewski.

Estados Unidos solicitó el pasado mes de enero la extradición de Polanski, después de que el director de cine viajara a Varsovia.

Según la ley polaca, le corresponde al tribunal pronunciarse sobre la extradición. Si la rechaza, el caso se cierra. Pero si la aprueba, es el ministerio de Justicia quien debe validar esa decisión o anularla en última instancia.

Zbigniew Ziobro, exministro de Justicia y figura de la derecha conservadora que ganó las elecciones generales en Polonia, se mostró el jueves a favor de esa extradición.

Se acusa al director de películas como "El Pianista" y "Chinatown" de violar a Samantha Geimer en 1977, cuando ella tenía 13 años, tras una sesión fotográfica en Los Angeles. Polanski tenía 43 años en el momento de los hechos.

Tras 42 días de cárcel y su liberación bajo fianza, el cineasta, que se declaró culpable de "relaciones sexuales ilegales" con una menor, huyó de Estados Unidos en 1978 por temor a que se le impusiera una condena más dura.

Sus abogados polacos quieren demostrar que la solicitud de extradición no tiene fundamento porque en la época hubo un acuerdo entre el cineasta y la justicia estadounidense.

Por: AFP