Tomada de www.grupoinassa.com

La Guardia Civil española detuvo a doce personas en una investigación sobre corrupción y desvío de dineros pertenecientes a fondos públicos en la región de Madrid, en manos de los conservadores en el poder en España, informó un portavoz judicial. Dentro de los capturados aparece, el expresidente de la Comunidad Autónoma de Madrid (gobierno regional) Ignacio González por supuesta corrupción en el Canal de Isabel II, la empresa pública que gestiona el agua en la capital española. Un juzgado de instrucción de la Audiencia Nacional, alto tribunal especializado en casos de corrupción políticos y financieros, "dirige la operación que está llevando a cabo la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil  (UCO ) y que por ahora se salda con 12 detenidos", indicó  un portavoz del tribunal. La investigación se centra en malversaciones relacionadas con la empresa pública de gestión del agua de la región de Madrid, el Canal de Isabel II. Esta empresa tiene presencia en América Latina, aunque en 2016 anunció el cierre de la mitad de las 20 sociedades en la región en el marco de una reestructuración. Sigue presente en Colombia, Ecuador, Panamá, República Dominicana y Brasil. En el caso de Colombia, tiene presencia con  el Grupo Inassa, que es investigado por fraude y lavado y es socio de la compañía Triple A de la ciudad de Barranquilla. Triple A, que es propiedad de más de la mitad de los españoles, desde 1.992 opera los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo en Barranquilla y en la actualidad da cobertura a trece municipios del departamento del Atlántico, "Se investigan operaciones llevadas a cabo para desviar dinero de los fondos públicos en beneficio propio", durante el anterior mandato regional, señaló el portavoz. El expresidente conservador de la región, Ignacio González (2012-2015), figura entre las personas investigadas, confirmó el Partido Popular (PP, derecha) en un comunicado. Por ello, el PP decidió suspender la afiliación de González. Los jueces encargados del caso también convocaron a varias personalidades como testigos, entre ellos a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, la conservadora Cristina Cifuentes. Estas detenciones se producen al día siguiente de conocerse que el jefe del gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, fue citado a declarar como testigo en el juicio por una amplia trama de corrupción conocida como "Gurtel", dentro de la cual se ofrecían sobornos y regalos a cambio de la adjudicación de obras públicas a empresas. La imagen del PP, dirigido por Rajoy, está profundamente dañada por la proliferación de escándalos de corrupción en los últimos años, sobre todo en regiones bajo su control, como Madrid, donde gobierna desde 1995. Aunque el PP no ha sido el único afectado por los escándalos de corrupción en España, que precipitaron el fin del bipartidismo en las elecciones legislativas de 2015: los socialistas también fueron tocados, así como sindicatos, e incluso un cuñado del rey condenado a más de seis años de cárcel por corrupción. Por: AFP, EFE y RCN Radio