Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Unasur mantiene supervisión para evitar propagación del ébola

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) informó mediante su cuenta en la red social Twitter que el bloque regional, conjuntamente con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) trabaja para hacerle frente a una posible propagación del ébola en la región.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hacen seguimiento a la situación del ébola en el mundo, a fin de evitar su propagación en la región.

La información la dio a conocer el secretario general de Unasur, Ernesto Samper, a través de su cuenta en la red social Twitter @ernestosamperp, "Saludos amigos, seguidores, adversarios y detractores. Unasur junto a la OPS siguen muy de cerca la evolución del Ébola en la región".

Además agregó, "Este miércoles evaluaremos con el @isagsunasur la coyuntura sanitaria de la Región y sus posibles respuestas".

El último balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS), divulgado el viernes pasado en Ginebra, revela que el virus del ébola ha provocado la muerte a más de 4 mil personas.

El organismo ha estimado que las dos vacunas que probablemente sean elegidas como un sistema de inmunización contra el virus del ébola estarán listas para principios de 2015.

Guinea, Liberia y Sierra Leona, todos en África Occidental, son los más afectados por el brote del virus, mientras que en Alemania, Estados Unidos y España se han registrado casos puntuales.

Los ministros de Salud de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (Alba) se reunirán la próxima semana en Caracas para acordar medidas de seguridad conjuntas que impidan su propagación en la región.

El ébola es una enfermedad viral, con una tasa de mortalidad de hasta 90 por ciento. Los primeros síntomas de la afección incluyen la aparición repentina de fiebre, debilidad y dolores musculares, de cabeza y de garganta. Más tarde progresan a vómitos, diarrea, alteración de la función renal y hepática y hemorragia.

El virus se propaga a través del contacto con los órganos y fluidos corporales tales como sangre, saliva, orina y otras secreciones de las personas infectadas.