Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

agenciaefe
Operación militar contra el líder del Estado Islámico.
En esta casa en Siria, el líder del Estado Islámico habría hecho explotar un bomba, durante una operación de los Estados Unidos para matarlo.
AFP

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unifcef) confirmó este jueves que al menos seis niños murieron y una más resultó herida en la operación antiterrorista de Estados Unidos en la que murió el líder del grupo Estado Islámico (EI), Abu Ibrahim al Hashimi al Qurashi.

"Al menos seis niños murieron y una niña resultó gravemente herida la pasada noche en la ciudad fronteriza de Atme, en el noroeste de Siria, debido a la intensa violencia", indicó Unicef en un comunicado.

Aseguró que "áreas pobladas por civiles resultaron gravemente dañadas" durante la acción estadounidense llevada a cabo en esa localidad de la provincia de Idlib.

Lea aquí: Estados Unidos dio de baja al líder principal del Estado Islámico

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha informado de la operación, que calificó de "exitosa" dado que en ella falleció Al Qurashi, nombrado líder del Estado Islámico en octubre de 2019 tras la muerte de su antecesor, Abu Bakr al Bagdadi. 

Unicef lamentó que, en el último año, "casi el 70 % de las violaciones graves registradas contra niños en Siria ocurrieron en el noroeste", donde se encuentra Idlib, dominada por el Organismo de Liberación del Levante, en el que se incluye la exfilial siria de Al Qaeda, y que acoge también a varios grupos armados opuestos al Gobierno de Damasco.

"Este reciente incremento de la violencia se produce en medio de unas frías condiciones climáticas y registros de temperaturas bajo cero en Siria y en la región", que han dejado "al menos cinco niños sirios muertos" en el norte del país árabe "solo en las dos últimas semanas", subrayó Unicef. 

También lea: La llama olímpica llega a la Gran Muralla con Jackie Chan

Biden, quien confirmó que todos los estadounidenses que participaron en la operación regresaron a salvo, justificó esta acción militar "para proteger al pueblo estadounidense" y sus aliados, y "hacer del mundo y lugar más seguro". 

Los denominados Cascos Blancos, un grupo de rescatistas que opera en las áreas de Siria controladas por la oposición, elevaron a 13, entre ellos los seis menores, el número de muertos en esta acción estadounidense.

También el Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó en un comunicado el fallecimiento de 13 personas, pero habla de cinco niños y tres mujeres, mientras que otros tres cuerpos quedaron "despedazados" y no han podido ser identificados todavía.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.