Cargando contenido

Foto AFP



El Vaticano dispuso la intervención del grupo laico católico peruano Sodalicio de Vida Cristiana, cuyo fundador está envuelto en denuncias de abusos sexuales, informó este miércoles la oficina de prensa del Vaticano.

La decisión fue tomada a través de un decreto, en el que se nombra también a monseñor Noel Antonio Londoño Buitrago, obispo de Jericó (Colombia), como comisario apostólico.

La Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica promulgó el decreto que dispone la intervención de la Sociedad de vida apostólica Sodalitium Christianae Vitae.

El comunicado precisó que se "nombra Comisario Apostólico de la citada Sociedad a Su Excelencia Monseñor Noel Antonio Londoño Buitrago, Obispo de Jericó (Antioquía), Colombia".

La fiscalía de Perú solicitó prisión preventiva en diciembre para cuatro miembros del movimiento católico laico Sodalicio de Vida Cristiana, entre ellos su fundador, Luis Fernando Figari, refugiado en Roma bajo la protección del Vaticano, a quienes se investiga por abusos a menores.

La decisión del Vaticano fue tomada pocos días antes del viaje del papa a Perú, el próximo 18 de enero.

Figari, de 70 años, fundó el Sodalicio en Perú en 1971. Reclutaba a adolescentes de colegios privados de clase alta y los llevaba a vivir en comunidad como "soldados de Cristo". El movimiento se expandió a Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Costa Rica, Ecuador e Italia.

"El Santo Padre Francisco ha seguido con preocupación todas las informaciones que, desde hace varios años, han ido llegando a la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (en el Vaticano) sobre la situación del Sodalicio de Vida Cristiana", precisa la nota oficial.

"El papa se ha mostrado especialmente atento a la notable gravedad de las informaciones acerca del régimen interno, la formación y la gestión económico-financiera", recuerda la nota.

"A esto se han sumado últimamente las graves medidas adoptadas por la autoridad judicial peruana con respecto a Luis Fernando Figari", subraya el comunicado.

El fundador del Sodalicio y sus cófrades son investigados desde hace más de un año por supuesto abuso sexual y secuestro de 19 menores en un periodo de casi tres décadas. Según las denuncias de las víctimas, los hechos ocurrieron entre 1975 y 2002.

Figari vive confinado y presuntamente aislado en una casa de retiro en Roma, amparado por un decreto del Vaticano del año pasado, que le prohíbe volver a Perúy sobre lo cual el comunicado no se pronuncia.

El movimiento Sodalicio realizó una investigación propia en febrero, en que admitió que al menos cinco de sus líderes, entre ellos su fundador, "abusaron sexualmente de 19 menores y 10 mayores".

 

Por: AFP