Cargando contenido

También hubo desmantelamiento de depósitos de combustible y destrucción de su aparato logístico.

Zona de frontera con Venezuela en Norte de Santander.
RCN Radio

El gobierno de Venezuela capturó a 14 presuntos integrantes de la banda paramilitar Los Rastrojos y desmanteló parte "de su aparato logístico" en la zona fronteriza de Boca de Grita (en el estado de Táchira), informó el dirigente oficialista Freddy Bernal.

"Hemos dado 3 importantes golpes a la estructura del grupo terrorista Los Rastrojos en el sector Boca de Grita: detención de 14 de sus integrantes, desmantelamiento de depósitos de combustible y destrucción de su aparato logístico", dijo en Twitter al informar de la operación.

De acuerdo con Bernal, una célula de esta banda criminal mantenía en Venezuela una enfermería, un depósito de armas y explosivos y una flota de al menos 20 vehículos, usados para diversos actos delictivos.

También puede leer: México: secuestran y asesinan a niña que esperaba a su mamá afuera del colegio

También "un centro hotelero en Boca de Grita donde resguardaba a peligrosos integrantes de esta banda" y una enfermería para atender heridos en combate, además de varios "depósitos clandestinos de combustible", en los que reposaban más de 22.000 litros.

"No descansaremos hasta desalojar la frontera de células paramilitares que sirven como brazo armado de actores políticos de la derecha para sembrar violencia en el territorio", añadió al ligar el grupo criminal con la oposición venezolana.

A principios de enero pasado, el propio Bernal anunció la detención de otros cinco presuntos integrantes de Los Rastrojos en el también fronterizo sector Pueblo Nuevo del municipio San Cristóbal del estado de Táchira.

Entonces, fueron incautados explosivos, armas, municiones, uniforme camuflado y "material estratégico", sin que se indicaran detalles.

Consulte aquí: Inundaciones y caos en Reino Unido por la tormenta Dennis

Venezuela y Colombia comparten una extensa frontera de más de 2.200 kilómetros, en la que existe una fuerte actividad de contrabando de todo tipo de productos.

Además, es escenario frecuente de combates entre los diversos actores del conflicto armado colombiano que en ocasiones cruzan la frontera.

Con frecuencia, el Gobierno de Nicolás Maduro acusa a Colombia de permisividad con la violencia que se genera en la frontera y de haber roto los canales de comunicación entre las autoridades militares y de inteligencia, lo que dificulta el combate al delito del lado venezolano de la frontera.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido