Foto: Colprensa-MinCultura




Betssimar Díaz, hija del recordado músico venezolano, Simón Díaz, mostró su alegría luego que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconociera como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad los cantos de trabajo en Los Llanos de Venezuela y Colombia.

Cantos de jornaleros del Llano colombo-venezolanos, declarados Patrimonio de la Humanidad


A pesar de la temprana hora que se conoció la noticia, Díaz consideró que ha sido “un maravilloso madrugonazo” para todos los que han difundido “el tesoro poético y melódico que tenemos en los llanos”.

Además, aplaudió que la Unesco incluyera estos cantos llaneros en el Plan Especial de Salvaguardia Urgente. “Lo que nos hace mejor humanidad es saber salvaguardar aquello que nos hace mejores seres humanos”.

También aseguró que su padre fue uno de los cultores de “los cantos de ordeños, de trabajo, de faena o como se le dice la canta de trabajo” entregándose con pasión a “un símbolo de la intimidad del hombre con su geografía, con su paisaje y con su corazón”.

Por último, agregó que “poco a poco los pueblos van llegando al oro de su legado”, destacando que la música del recordado “Tio Simón” se seguirá difundiendo en el tiempo.