Cargando contenido

La exdiputada considera que quien no actúe es cómplice del régimen de Maduro.

María Corina Machado, opositora al gobierno de Nicolás Maduro
María Corina Machado, opositora al gobierno de Nicolás Maduro
AFP

La exdiputada venezolana, María Corina Machado, aseguró que con la segunda posesión de Nicolás Maduro en la presidencia de Venezuela, el país queda "bajo un Estado criminal" y dejó en claro que quien no actúe, se convierte en cómplice "del régimen" de Nicolás Maduro.

"Maduro está tomando el poder venezolano en contra del pueblo mismo y de la democracia mundial; él (Nicolás Maduro) está acorralado, el régimen se ha desnudado frente al mundo, que es un Estado criminal", dijo a RCN Radio.

Considera que la situación actual de Venezuela no se debe denominar una dictadura, ya que "el régimen de Nicolás Maduro es un Estado criminal que ha entregado territorios, las instituciones y la soberanía nacional a mafias criminales desde el narcotráfico hasta el terrorismo", sostuvo.

Maduro, segundo mandato con fuerte rechazo internacional | El Hilo

Para María Corina, Venezuela se encuentra "en medio de un conflicto trasnacional cuyo carácter no es político, sino criminal" y por tanto, pretender establecer soluciones políticas tradicionales a esta realidad "no es efectivo", añadió.

También puede leer: Nicolás Maduro asegura que su nuevo mandato es un "acto de paz"

Señaló que "hace falta fuerza" para derrocar a Maduro del poder que se lograría si existiera mayor respaldo internacional.

"Tiene que haber la salida del régimen y del sistema de mafias, para iniciar la reconstrucción institucional y la restitución de la República en Venezuela", explicó.

En medio de estas declaraciones, Nicolás Maduro asumió su segundo mandato en Venezuela y cuando expresó su discurso, aseguró que "otro mundo es posible" con su Gobierno y el cumplimiento de la Constitución. 

"He sido citado al máximo Tribunal de la Nación por sentencia. Esto es un evento de reafirmación de la paz para mi país", dijo Maduro después de recibir la banda presidencial del jefe del Tribunal Supremo de Justicia, en un acto al que no asistió ningún representante de la Unión Europea ni de la mayor parte de América.

Fuente

Sistema Integrado de Información con EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido