El vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, reiteró la garantía de los derechos de los pueblos indígenas luego de que el presidente Nicolás Maduro ordenara el pasado lunes el cierre del paso fronterizo con Colombia de Paraguachón, en el estado Zulia.

 “(Los wayúu) tienen derecho al tránsito, pero no puede ser con mercancía para la reventa”, aseguró este martes desde el Puesto del Comando Presidencial, ubicado en el Palacio de Miraflores en Caracas.

Arreaza explicó que antes de tomar la decisión se realizaron varias asambleas con representantes de las etnias que hacen vida en las localidades fronterizas. “El pueblo wayúu ha estado de acuerdo, nos han manifestado su respaldo, ya venían trabajando en eso”, expresó.

El vicepresidente dijo que el pueblo zuliano ha tomado la medida de seguridad “con absoluta alegría”. “Está en total calma y total paz”, completó.

Para Arreaza, Paraguachón es "uno de los grandes boquetes en el contrabando de extracción que se ha generado en el estado Zulia".

Maduro anunció el estado de excepción en los municipios zulianos de La Guajira, Mara y Almirante Padilla en el Consejo de Ministros que se celebró en el Palacio de Miraflores.

Por: Información de El Nacional Venezuela