Cargando contenido

El funcionario también pidió un cese a la amenaza militar.

Militares a favor de Guaidó en posición, en Caracas (Venezuela)
Militares a favor de Guaidó en posición, en Caracas (Venezuela)
AFP

Venezuela quiere diálogo con Estados Unidos y no una guerra en su territorio, aseguró en La Habana el canciller, Jorge Arreaza, cuyo Gobierno está bajo la mira de la administración de Donald Trump.

"No es una guerra lo que queremos en Venezuela, podemos estar preparándonos porque nos obligan las circunstancias (...) pero queremos paz", dijo Arreaza, quien participa en Cuba en un Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP).

"Ojalá desde el ALBA logren también transmitirle al gobierno de Estados Unidos que queremos diálogo, que queremos diplomacia, que queremos entendimiento, incluso con ellos, con todas las diferencias", agregó.

La administración Trump aspira a la remoción de Nicolás Maduro del poder en Venezuela, acusándolo de haber sido electo en comicios ilegítimos y de atentar contra los derechos humanos de sus habitantes, que afrontan una severa crisis económica y política.

Lea también: Equipos Huawei en funcionamiento no se afectarán por ruptura con Google

Para ello Washington ha dejado en claro que todas las opciones para lograr su objetivo están sobre la mesa. Además ha arreciado sus políticas contra Cuba, principal socio político de Caracas en la región.

Estados Unidos y más de medio centenar de países reconocen al presidente de la Asamblea Nacional y líder opositor, Juan Guaidó, como gobernante interino de Venezuela. Las pugnas entre oficialistas y opositores han generado zozobra y enfrentamientos con muertes en el país.

Ante ello, el ALBA-TCP, integrado por Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia (todos aliados socialistas) además de varios países del Caribe, cierran filas en torno a Venezuela.

"Desde La Habana hacemos un llamado a Estados Unidos al diálogo, al entendimiento a respetarnos mutuamente a que cese la amenaza militar, cese la soberbia, a que cese el bloqueo contra el pueblo de Venezuela", insistió Arreaza.

Lea ademásMonsanto espió a personas críticas en siete países, según Bayer

El XVIII Consejo Político del ALBA-TCP ocurre en momentos en que Washington hace más severas sus sanciones económicas contra Venezuela, Cuba y Nicaragua, países a los que llama la "troika de la tiranía". 

"Las amenazas del uso de la fuerza contra la hermana República Bolivariana de Venezuela constituyen en mas grave peligro para la paz y la seguridad regional", dijo el canciller cubano, Bruno Rodríguez, al abrir el encuentro en la La Habana.

El ALBA "es y sera´un núcleo de resistencia frente a la oleada imperialista y neoliberal que se desata contra nuestra región", agregó.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido