Cargando contenido

Más de 100 mil venezolanos han solicitado asilo en el extranjero, según la Oficina de Naciones Unidas para los Refugiados.

Paso de venezolanos a Colombia
Foto: AFP

El presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, Monseñor José Luis Azuaje, lamentó la grave situación que sufre la población de su país generada, a su juicio, por un "sistema totalitario". Aboga por un cambio político y económico para retomar "el desarrollo" del país.

En entrevista con RCN Radio, consideró que "hay una destrucción masiva de nuestra patria, en todos los órdenes, en el político, social, económico, cultural e incluso hasta el alma del venezolano".

Monseñor Azuaje alertó de las terribles consecuencias que significarían para el pueblo de Venezuela que se sigan tomando decisiones erróneas desde el alto gobierno.

"Venezuela va hacia un barranco, es casi como montarse en un carro sin frenos enfrente de un barranco y en una bajada. Eso es lo que se ve en el país si se mantiene este sistema político y a ciertos personeros en el poder", enfatizó.

Además criticó la convocatoria a comicios presidenciales para el 22 de abril, asegurando que "el problema no es de elecciones, el problema es de atención al pueblo venezolano, con el desabastecimiento, con la problemática de inseguridad, de salud tan fuerte que tenemos, lo que nosotros hemos llamado una crisis humanitaria que se va fortaleciendo".

El religioso dijo que la situación es tan comprometedora que "cada día se hace más fuerte" y afecta otras latitudes como Colombia que sufre las "consecuencias (...) con la cantidad de venezolanos que pasan la frontera".

"Nosotros como venezolanos no tenemos vocación de salir del país, y menos migrar a otras latitudes, pero es tal la situación que vive el país que muchos se atreven a cruzar a pie la frontera y hasta caminar carreteras, es una tragedia para nosotros", apuntó.

Denunció que prácticamente es nula la comunicación con el gobierno de Nicolas Maduro, calificándolo como "una cápsula impenetrable" al tiempo que abogó por un cambio para pasar la oscura página de la crisis

"Mientras se mantenga un sistema hegemónico, totalitario, de fuerza, donde el pueblo está al servicio del Estado y no el Estado al servicio del pueblo, aquí todo está al revés, no vamos a lograr el desarrollo integral de nuestro país, esto indica por ende un cambio político y económico", agregó.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido