Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Viaje de canciller boliviano a puertos de Chile agrava relación binacional

Canciller chileno Heraldo Muñoz / Foto AFP



El viaje del canciller de Bolivia, David Choquehuanca, para "inspeccionar" los puertos de norte de Chileque operan con mercancías de su país concluyó hoy en Antofagasta con la recíproca constatación de que las relaciones entre ambos países se deterioran día a día.

La iniciativa del jefe de la diplomacia boliviana, quien arribó el domingo pasado a la ciudad de Arica, tenía por objeto comprobar si eran ciertas las denuncias de los camioneros bolivianos, quienes se quejan de que Chile pone cortapisas al libre tránsito y acceso a los puertos garantizado en el Tratado de Paz y Amistad de 1904.

Pero en lugar de articular mecanismos para resolver las diferencias, esta visita, considerada "privada" por las autoridades chilenas, ha exacerbado aún más los ánimos de dos países que rompieron relaciones hace casi cuarenta años y tienen abiertos tres pleitos en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Y a ello hay que añadir ahora el mutuo envío de sendas notas diplomáticas de queja y la revocación del convenio de visas diplomáticas con Bolivia anunciado el martes por el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz.

"En adelante todos los funcionarios diplomáticos y funcionarios del Gobierno boliviano requerirán de una visa estampada en su pasaporte para poder entrar a nuestro país", informó el canciller.

La decisión afectará al personal diplomático, pero no a los ciudadanos del país altiplánico, quienes podrán seguir utilizando su carné de identidad para entrar en Chile, puntualizó el ministro Muñoz.

Los reproches entre La Paz y Santiago comenzaron cuando semanas atrás las autoridades bolivianas anunciaron un viaje a Arica y Antofagasta para verificar en terreno las denuncias de supuestos abusos a los camioneros, y obstáculos al libre tránsito de las mercancías de ese país que se exportan a ultramar desde los puertos chilenos.

Este lunes el presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció el bloqueo del acceso al puerto de Arica a la comitiva de Choquehuanca por "miedo a la verdad", a lo que el canciller Muñoz replicó que ello "las autoridades de Chile no tienen temor a nada".

Posteriormente, el Gobierno de Bolivia entregó una nota verbal de protesta al cónsul general de Chile en La Paz, Milenko Skoknic, por el trato recibido por la delegación de su país, que tuvo que esperar cinco horas para acceder al puerto de Arica.

La reacción de Chile no se hizo esperar. Este martes, el canciller Muñoz anunció que el Gobierno de su país envió una nota de protesta al Ejecutivo boliviano por la visita a los puertos chilenos llevada a cabo por la delegación encabezada por su homólogo, David Choquehuanca.

El jefe de la diplomacia chilena justificó la medida porque, según dijo, una visita de carácter privado fue utilizada para "propósitos ajenos".

Choquehuanca llegó a Chile acompañado de una nutrida delegación compuesta por empresarios del transporte, periodistas y parlamentarios de su país, entre ellos el presidente del Senado, Alberto Gonzales, y la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño.

La escalada de declaraciones prosiguió durante la segunda jornada de la visita de "inspección" a los puertos chilenos, cuando el mandatario boliviano hizo un llamado desde la región amazónica de Pando a la "unidad" de su país ante la supuesta "intimidación" de Chile.

"Ahora el mundo sabe exactamente cómo nos tratan los chilenos (...), mientras Bolivia se desarrolla económicamente, con seguridad va haber esta clase de políticas de intimidación, de represión, de escarmiento", declaró Morales.

Y del lado chileno, el agente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, José Miguel Insulza, declaró que la visita de la delegación boliviana a los puertos del norte chileno buscaba "envenenar" la relación entre ambos países.

"El canciller Choquehuanca será siempre bienvenido a nuestro país, lo que se pide a cambio es sólo una actitud de respeto, que no ha tenido en esta ocasión. Él ha venido a envenenar las relaciones en el lugar más complejo y más importante de nuestra relación, que es el norte del país", dijo Insulza.

Y como trasfondo de esta situación, la visita de "inspección" concluyó como empezó: con la denuncia por parte de las autoridades bolivianas de "atropellos" en contra de transportistas de ese país en los puertos de Arica y Antofagasta hasta donde llegan los camioneros de ese país para embarcar su mercancía.

Por EFE