Cargando contenido

La demanda es para que el Vaticano haga públicos los nombres de los miles de clérigos que han sido acusados de abusos sexuales.

Vaticano en Roma.
Vaticano en Roma.
AFP

Cinco personas que aseguran haber sido  víctimas de curas católicos Estados Unidos, incluidos tres hermanos, interpusieron una demanda contra el Vaticano para que haga públicos los nombres de los miles de clérigos que han sido acusados de abusos sexuales.

Lea aquí - Papa Francisco a las monjas: una vida de servicio no las convierte en esclavas

Los tres hermanos son presuntas víctimas de Curtis Wehmeyer, un cura de Minesota que en 2012 fue condenado a cinco años de cárcel tras declararse culpable de una veintena de delitos, entre ellos abusos sexuales y posesión de pornografía infantil, en un caso que entonces tuvo gran repercusión en el país.

"Tengo demasiados nietos y nietas para permitir que esto vuelva a suceder", dijo en una rueda de prensa Stephen Hoffman, uno de los tres hermanos víctimas de abusos por parte de Wehmeyer entre 2006 y 2012 y que, con la demanda, hicieron pública su historia.

Otro de los demandantes fue presuntamente víctima entre 1978 y 1984 del excura Fidencio Silva-Flores, al que Estados Unidos imputó por abusos a menores en 2003 pero nunca llegó a juzgar por encontrarse en México en ese momento.

La demanda acusa al Vaticano de encubrir a los 3.400 religiosos en todo el mundo de los que reconoce haber recibido denuncias de abusos y los contextos en los que se produjeron, indicó el diario Star Tribune de Minesota.

"Historias que solo conoce el Vaticano", dijo en la misma rueda de prensa el abogado de los demandantes, Jeff Anderson, que ya se ha querellado en el pasado contra la Santa Sede sin éxito por casos de abusos sexuales.

"Hemos presentado un conjunto de pruebas que demuestran que todos los caminos llevan a Roma", añadió Anderson sobre la actual demanda.

El Vaticano dijo en 2014 que había expulsado a 3.420 religiosos acusados de abusos sexuales del sacerdocio, pero no dio a conocer sus nombres ni los entregó a las autoridades.

Esa cifra, no obstante, está lejos de la real ya que solo en Estados Unidos la Iglesia Católica ha admitido más de 6.000 casos.

Le puede interesar - Desde octubre, maestros de la Florida podrán ir armados a clase

La semana pasada el papa Francisco ordenó a todos los miembros de la Iglesia que denunciasen cualquier caso de abusos sexuales y también el encubrimiento por parte de los obispos.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido