Cargando contenido

Epstein estaba en espera de juicio por cargos de tráfico sexual en una prisión federal en Manhattan cuando fue encontrado ahorcado.

Donald Trump y Jeffrey Epstein
Donald Trump y Jeffrey Epstein
Foto de Twitter

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió durante una entrevista que la muerte de su amigo, el financiero pedófilo Jeffrey Epstein, se produjo en extrañas circunstancias.  

Durante su encuentro con el periodista político Jonathan Swan, el mandatario no dudó en dar su opinión e intentó justificar su posición con respecto a este caso, ya que cuando el comunicador le preguntó por qué le deseaba el bien a Ghislaine Maxwell, Trump ratificó su apoyo.  

Lea aquí: La reina Isabel II envía mensaje de condolencia a Beirut

Su novio (Epstein) murió en la cárcel, y sí, le deseo lo mejor ... buena suerte. Su novio murió en la cárcel, y la gente todavía está tratando de descubrir cómo sucedió (…) ¿Fue suicidio? ¿Lo mataron? Le deseo lo mejor. No estoy buscando nada malo para ella”, expresó el gobernante norteamericano.  

El comentario del presidente seguramente agregará combustible a las teorías de conspiración de que Epstein fue asesinado por personas poderosas antes de que pudiera implicarlos en sus viles crímenes de tráfico sexual.  

Esto se suma a las declaraciones que dio el reconocido forense, Michael Baden, quien fue contratado por la familia de Epstein para que revisara las evidencias y dictara sus conclusiones de si se suicidó o no.  

Al realizar las debidas investigaciones, Baden, explicó que Jeffrey pudo haber sido estrangulado. “Creo que la evidencia apunta hacia el homicidio en lugar del suicidio”, reveló el especialista a un canal de noticias.

Epstein estaba en espera de juicio por cargos de tráfico sexual en una prisión federal en Manhattan cuando fue encontrado ahorcado en la mañana del 10 de agosto de 2019. 

Lea también: Maduro le otorgó el máximo rango militar a funcionario acusado por corrupción

Una autopsia realizada por la forense de Nueva York, la Dra. Barbara Sampson, concluyó que el acusado tenía una fractura en el cuello tras suspenderse.  

Mientras tanto, las víctimas ahora temen que Ghislaine Maxwell, de 58 años, detenida en una cárcel de Brooklyn por participar en el tráfico sexual de Epstein, pueda morir antes de enfrentar la justicia. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido