Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Suba 28 de junio
Inaldo Pérez

La Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) advirtió que 299 periodistas han sido agredidos en medio de las protestas contra el Gobierno, que ya completaron más de dos meses.

En contexto: Por abuso de fuerza son retirados agentes del Esmad de la Policía 

Esa organización señaló que los reporteros que han cubierto las manifestaciones han sido heridos, amenazados y detenidos de manera ilegal.

Al mismo tiempo, la Flip cuestionó el silencio del Gobierno Nacional frente a este tipo de hostigamientos contra la prensa en Bogotá, Cali, Medellín, al igual que en otras regiones del país.

Lea también: [En video] Violento choque entre manifestantes y Esmad en Suba

Ante esta situación, la organización le pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que verifique la situación que están enfrentando quienes ejercen el periodismo en Colombia, además que se documente el incumplimiento de las garantías que debe ofrecer el Estado colombiano.

“Este escenario lejos de encontrar un freno institucional, ha sido normalizado por las principales autoridades, un grave síntoma de un Estado que descuida los pilares de la democracia. Resulta prioritario y urgente que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) haga un control estricto del incumplimiento del Estado colombiano de sus obligaciones, para procurar las condiciones óptimas para ejercer una prensa independiente y libre de violencias”, señaló la Flip.  

Desde el pasado 28 de abril, cuando inició el paro nacional, la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) ha identificado 260 casos en los que 299 periodistas fueron agredidos por ejercer su labor.

De acuerdo con el informe, la mayoría de los hechos ocurrieron en medio de las protestas en Bogotá (73), Valle del Cauca (45), Antioquia (36) y Cauca (18).

Esa organización señaló que la mayoría de los ataques habrían sido cometidos por integrantes de la fuerza pública. “En el 58%de las agresiones (152), el agresor fue identificado como un integrante de la fuerza pública. Incumpliendo de esta manera su deber de protección y de garantes con el trabajo a periodistas y convirtiéndose en una fuerza censora”, agregó la Flip.

Cabe mencionar que la Fundación para la Libertad de Prensa también rechazó los ataques de los que fueron víctimas dos periodistas mujeres de RCN Radio y documentó que entre el 27 y 28 de junio se recibieron 14 denuncias de agresiones a reporteros de diferentes medios de comunicación.

“Un periodista denunció que fue golpeado en la cabeza con un arma de dotación, otro recibió un puño en la cara por parte de un agente del ESMAD mientras que hacía el cubrimiento y dos periodistas mujeres de RCN fueron empujadas y agredidas físicamente por agentes de esta fuerza pública, en el momento que registraban en video los abusos que estos cometían”, indicó la Flip.

Esa entidad hizo un llamado a las autoridades a garantizar la seguridad de los periodistas, camarógrafos, fotógrafos que cubren las manifestaciones, tras indicar que están cumpliendo con el derecho de informar lo que sucede en medio de este tipo de actividades.

“La libertad de expresión protege el derecho a registrar y difundir cualquier incidente”, manifestó esa organización.

Le puede interesar: Paro Nacional: Nuevos enfrentamientos entre manifestantes y el Esmad en el sector de Suba Fontanar

La Fundación para la Libertad de Prensa cuestionó la impunidad en la que quedan muchas de las denuncias de agresiones contra la prensa, cuando son cometidas por parte de la fuerza pública.

Destacaron dos casos de agresiones a la prensa que habían sido archivados y que posteriormente fueron reabiertos, gracias a la presión de los medios de comunicación.

“Las investigaciones penales de dos casos de agresiones de fuerza pública a la prensa, plenamente documentadas y de conocimiento público, fueron archivadas porque no se cumplió con un mínimo de diligencia para contactar a las víctimas y por una presunta falta de pruebas para identificar al agresor, que al parecer imposibilitaba la continuación de la investigación. Gracias a las denuncias públicas, las investigaciones fueron reabiertas”, señaló la Flip.

Esa organización le pidió a los alcaldes de Medellín, Bogotá, Cali y Popayán, que hagan una revisión exhaustiva de los operativos de la Policía, con el propósito de garantizar que los reporteros puedan ejercer su labor sin ningún tipo de vulneración.

Finalmente, la Flip aseguró que “hacemos un llamado a la CIDH para que inste al Estado a formular políticas específicas para prevenir, investigar y sancionar la violencia ejercida contra periodistas, de manera diferenciada”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.