Cargando contenido

Betty Castro Espinosa, condenada por concierto para delinquir, declaró en el juicio contra la exsenadora por ‘parapolítica’.

PIEDAD ZUCCARDI
La exsenadora Piedad Zuccardi enfrenta un juicio por sus presuntos nexos con grupos paramilitares.
Colprensa

La abogada Betty Castro Espinosa, quien defendió a varios paramilitares, declaró en el desarrollo del juicio que se adelanta contra la excongresista Piedad Zuccardi por presuntos vínculos con el Bloque ‘Héroes Montes de María’ de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

En su intervención, la jurista le aseguró a los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que no conoció, ni escuchó de sus defendidos alguna relación con la exsenadora del Partido de ‘La U’.

En contexto: Juicio a Piedad Zuccardi por parapolítica sigue adelante en la Corte

Antes de ser capturada, procesada y condenada por el delito de concierto para delinquir por colaborar con la banda ‘Los Paisas’, la abogada defendió a un grupo de paramilitares desmovilizados que buscaban acceder a los beneficios de la ley de Justicia y Paz promovida durante el gobierno de Álvaro Uribe.

Entre sus defendidos se encontraban Uber Banquéz, alias 'Juancho Dique', a quien conoció en la cárcel de Barranquilla en 2007 - apoyando su defensa intermitentemente -; y Manuel Antonio Castellanos, alias 'El Chino’ a quien conoció en la cárcel de Ternera en Cartagena en el 2006.

Ambos exjefes paramilitres declararon contra Piedad Zuccardi, señalándola de supuestamente haber recibido beneficios para su campaña al Senado del año 2002 y a la Gobernación del año 2003.

Sin embargo, Vicente Blel Saad, otro testigo en el juicio contra la excongresista aseguró ante la Corte conocer a Zuccardi como integrante de una familia adinerada que no necesitaba ningún tipo de apoyo ilegal.

Lea además: Piedad Zuccardi pide suspender el juicio en su contra por parapolítica

“El suegro de la senadora Zuccardi fue diputado y ha sido una familia muy pudiente. Han sido empresarios tabacaleros cuando el tabaco era la segunda fuente de ingreso después del café, ellos eran los pioneros de la industria tabacalera en el país”, reseñó.

El juicio contra Zuccardi continúa mientras que la Corte estudia una solicitud encaminada a suspenderlo para que la Sala de Primera Instancia revise la acusación que desarrolló la Sala Penal, antes que entrara en vigencia la ley que beneficia a los aforados con la segunda instancia.

Zuccardi es procesada por el delito de concierto para delinquir agravado por sus presuntos nexos con este grupo armado ilegal.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido