Cargando contenido

Según la sentencia, Gutiérrez habría sufrido quemaduras en sus genitales.

La sala penal de la Corte Suprema de Justicia no encontró suficientes pruebas contra el coronel retirado, Luis Gonzaga, para dejar en firme una condena en su contra por la tortura de Wilson Gutiérrez. 

Los hechos sucedieron el 24 de agosto de 1994 en Bogotá, cuando miembros del grupo UNASE, bajo las órdenes de Gonzaga, capturaron a Gutiérrez Soler después de supuestamente recibir un paquete con 3 millones de pesos “exigidos al Grupo Dalhon Ltda., a cambio de entregarles la documentación que comprometía a la empresa con evasión de pagos al seguro social”. 

Según la sentencia, Gutiérrez habría sufrido quemaduras en sus genitales y “padecido la introducción de un palo por su recto”.

Sin embargo, la Corte concluyó que “no hay evidencia de que el acusado -Gonzaga- es autor del hecho, a partir de los medios probatorios recaudados”. 

En el 2003 la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado colombiano por demoras e incumplimientos con su deber de protección a la víctima, dicha sentencia fue confirmada en el 2005. 

“El Estado colombiano es responsable (...) en perjuicio de Wilson Gutiérrez Soler, en razón de las torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes de los cuales fue objeto cuando se encontraba bajo la custodia del Estado”. 

“Incumplimiento con las garantías del debido proceso y el derecho a la protección judicial a la hora de investigar las violaciones denunciadas y juzgar a los responsables”, dice otro de los apartes de la condena consignada en la sentencia de la Corte Suprema. 

Al respecto la Corte consideró que la condena al Estado colombiano no hace “ipso facto” culpable al coronel retirado, es decir, dicha condena no refleja algún tipo de responsabilidad o autoría del coronel en el delito de tortura. 

Al contrario si deja claro la “obligación impuesta al Estado Colombiano, para que a través de la autoridad competente investigue efectivamente el hecho, identifique y juzgue al responsable o responsables”. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido