Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Jineth Bedoya
Jineth Bedoya
Instagram Jineth Bedoya

La periodista Jineth Bedoya atestiguó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos dentro del juicio que se adelanta contra el Estado colombiano por el secuestro y abuso sexual, además de otro tipo de torturas, de los que fue víctima la comunicadora en el año 2000.

Durante su intervención en la audiencia virtual que se realizó en la mañana de este lunes, Bedoya revivió varios de los episodios de violencia que padeció en la cárcel La Modelo de Bogotá.

Reseñó que tras su secuestro ocurrido el 25 de mayo de 2000, regresó luego de seis meses a ese centro carcelario en compañía de varios colegas, con el propósito de conocer quién había dado la orden de someterla a este tipo de violencia física, sexual y psicológica.

Su retorno, según señaló, no fue fácil. Allí se encontró con el jefe de sicarios del ‘capo’ del narcotráfico Pablo Escobar Gaviria, John Jairo Velásquez Vásquez alias ‘Popeye’, quien era uno de los privados de la libertad con mayor poder dentro de la cárcel La Modelo.

Alias ‘Popeye’ tenía una carpeta con documentos que estaban cobijados con reserva sumarial, por hacer parte de la denuncia de Bedoya, sobre los hechos de los que fue víctima.

“Dentro de la cárcel funcionaba la oficina del paramilitarismo, la oficina central en el área urbana, estaban recluidos los jefes paramilitares más importantes y estaba recluido el jefe de sicarios de Pablo Escobar Gaviria, me refiero a John Jairo Velásquez Vásquez alias ‘Popeye’ y seis meses después de mi secuestro, fui hasta allí a preguntarles si ellos eran los responsables de mi secuestro”, dijo Bedoya. 

"Para mí asombro y el de los periodistas que me acompañaron a esa reunión, una de las celdas de alta seguridad era manejada por alias ‘Popeye’ y allí tenía carpetas AZ con los documentos privados de muchas personas, entre ellas yo. Tenía copias de mis declaraciones ante la Procuraduría y la Fiscalía, tenía informes de inteligencia militar de la Quinta División del Ejército y tenían informes de la de Dijin”.

Vea también: ICBF hace llamado a operadores para no ser presionados en contratación de primera infancia

Señaló además que también tenía documentos del periodista Jaime Garzón, asesinado el viernes 13 de agosto de 1999 sobre las 5:45 minutos de la mañana, mientras se transportaba a la casa radial donde laboraba.

“También había una carpeta para Jaime Garzón, periodista que fue asesinado en agosto de 1999, y eso daba la dimensión de lo que era esa cárcel pero además de cómo la manejaban desde la zona de alta seguridad se daban las órdenes para tener el control de la cárcel”, afirmó Bedoya.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.