Cargando contenido

El excongresista aceptó que pactó la entrega de 800 millones de pesos al exfiscal Luis Gustavo Moreno

Álvaro Ashton
Álvaro Ashton
Colprensa

En medio del juicio que se adelanta contra el exmagistrado Gustavo Malo por el denominado cartel de la toga, el excongresista Álvaro Ashton reconoció que entregó dineros al exfiscal Luis Gustavo Moreno para lograr, de manera ilegal, que el proceso por parapolitica en su contra se archivara con ayuda de los supuestos miembros del cartel.

Ashton dijo que acordó la entrega de 800 millones de pesos, de los cuales se hizo efectiva la entrega de 400 millones en dos tandas. Aseguró que esas entregas se hicieron en Cartagena y que los restantes 400 millones no se entregaron porque nunca se logró el archivo del proceso.

Dijo que Moreno siempre le hablaba de los entonces magistrados Francisco Ricaurte y Leonidas Bustos como “su equipo de trabajo” en la Corte Suprema de Justicia.

Lea también: Ponencia en la Corte Constitucional reviviría las curules para las víctimas

"Moreno me decía que Ricaurte era la persona con la cual él intercambiaba información de la Corte. Me hablaba de él y de Leonidas Bustos y es evidente que Ricaurte terminó siendo compañero de su oficina de abogados", dijo.

Supuestamente Moreno le aseguró que el dinero iba dirigido al grupo o equipo con el cual trabajaba de la Sala Penal y que una de las entregas de dinero se realizó en el edificio Moros 3, en Cartagena, y que en esa oportunidad estaba Édgar Salazar, quien en ese entonces manejaba la fábrica de Licores del Valle y era supuesto amigo del excongresista Hernán Andrade.

Dijo que cuando se enteróde que la decisión en su caso la debía tomar una sala de nueve magistrados, empezó a llamar de forma más seguida a Moreno para preguntarle sobre su proceso, y en vista a su insistencia, el exfiscal le decía que se tranquilizara porque supuestamente “Bustos tenía ascendencia o influencia en el magistrado Eugenio Fernandez Carlier”.

El excongresista también señaló que, cuando Moreno llegó a la Fiscalía para ejercer como fiscal anticorrupción, le dijo que el ‘negocio’ continuaba y que si no se conseguía el archivo del proceso, iban a buscar la preclusión.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido