Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Álvaro Gómez Hurtado y el vehículo en que se movilizaba cuando fue asesinado, el 2 de noviembre de 1995 en Bogotá
Álvaro Gómez Hurtado y el vehículo en que se movilizaba cuando fue asesinado, el 2 de noviembre de 1995 en Bogotá
Fotos de Colprensa

El actual senador del Partido Comunes y exjefe de las Farc, Julián Gallo Cubillos, conocido como 'Carlos Antonio Lozada', aseguró ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que hubo tres propuestas de operativo para perpetrar el asesinato del líder político Álvaro Gómez Hurtado ocurrido en noviembre de 1995 y perpetrado por el frente Antonio Nariño del cuál él era comandante.

“La primera propuesta de operativo la hizo ‘Danilo’ que contemplaba la necesidad de un vehículo, pero esa idea se descartó porque por el sector podrían quedar atrapados en un trancón. también se contempló la opción de usar unas motos, pero por la cantidad de gente que se necesitaría también se descartó. Por eso se optó porque ellos (los responsables materiales) salieran a pie”, narró Lozada.

Lea además: Ofrecen recompensa por autores de hurto masivo en Starbucks en Bogotá

En medio de su ampliación de versión ante la JEP como parte de su compromiso con la verdad del conflicto, Lozada que el operativo para llevar a cabo el asesinato se concretó en tres semanas porque según él “no fue de mayor complejidad”,  ya que se hizo un operativo de vigilancia en la Universidad Sergio Arboleda para conocer que ese día Gómez iba a salir hacia las 11 de la mañana.

Según lo que contó el exjefe de las Farc, los sicarios tenían pistolas 9 milímetros y una subametralladora, explicó además que el homicidio se perpetró tras una orden emitida por Jorge Briceño conocido con el alias de ‘Mono Jojoy’ en una reunión de octubre de ese año en el departamento del Guaviare con los comandantes de los frentes guerrilleros y el Bloque Oriental.

“La orden llega de la dirección por el comandante Jorge Briceño (…) en esa reunión estaba Reinel, Mauricio Jaramillo, Pablo Catatumbo, Miller Perdomo, Romaña, Joaquín Garganta, todos los comandantes. En esa reunión me confirma que yo tengo que venir a Bogotá dar la instrucción del operativo y regresarme al Guaviare porque había una reunión con Marulanda”, recordó.

Lea también: Un pie de fuerza de 214 policías llegan a reforzar la seguridad en Bogotá

Señaló que la idea y decisiones políticas del Secretariado en ese momento “era trasladar el conflicto a las ciudades y eso implicaba que el peso de la confrontación que había generado víctimas en el pueblo, también la clase dirigente del país tuviera que pagar un precio por ese conflicto interno”.

Según Lozada “al interior de las Farc había una idea de responsabilidades por parte de la élite política tradicional frente al conflicto que se estaba viviendo en el país y eso era lo que determinaba que si había información se comunicara”. 

El congresista aseguró y reiteró que no hubo ningún tipo de doble militancia de las Farc y descartó que en el operativo participaran militares.

“Puedo dar fe como comandante que no teníamos ningún tipo de relación con ninguna estructura militar. no se usó ningún vehículo en el operativo, las personas llegaron a pie y se retiraron a pie, no tendría explicación distinta a una coincidencia si existía trabajo de inteligencia de los militares en ese caso”, dijo. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.