Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Búnker de la Fiscalía General de la Nación en Bogotá
Búnker de la Fiscalía General de la Nación en Bogotá.
Colprensa

RCN Radio conversó con varios fiscales del país que denunciaron el exceso de trabajo y la congestión judicial en la que se encuentran desde hace varios años.

Algunos de estos trabajadores vencieron el miedo y narraron todo lo que viven en sus oficinas, en donde están apilados cientos de expedientes con miles de folios. 

Le puede interesar: Corte Suprema rechazó tutela que pedía absolver a ‘Epa Colombia’

Sin embargo, estos trabajadores pidieron la reserva de sus identidades pues temen ser despedidos o trasladados, por atreverse a contar lo que viene sucediendo en los despachos judiciales. 

Estas denuncias se conocen luego del video que publicó en las últimas horas la fiscal sexta seccional de la Unidad Primera de Patrimonio Económico, Consuelo García Andrade, sobre las difíciles condiciones que en materia laboral enfrenta por sobrecarga laboral y que incluso ha deteriorado su salud.

Desde el Pacífico colombiano, una fiscal señaló que denunciar estos hechos podría representar traslados injustificados, e incremento en la carga laboral.

"La Fiscalía hizo una reestructuración y por ello se tiene que estar en una sobrecarga laboral terrible, hasta altas horas de la noche leyendo las carpetas para saber qué va a poder decir al día siguiente. Llevo semanas sin poder dormir bien, super cansada muy agotada porque no hay quien de abasto con tanta congestión", dijo.

Lea además: Fiscalía evaluará situación de fiscal afectada por el represamiento de procesos

Explicó que "no podemos hacer nada, porque cuando tratamos de plantear nuestros puntos de vista o nuestra situación laboral, lo que recibimos después de un arduo trabajo es que vayamos a otro sitio a ayudar a descongestionar más casos, como me pasó a mí". 

RCN Radio también conversó con un fiscal en Boyacá, quien relató que la situación de esos funcionarios es cada vez más complicada. Dijo que la Fiscalía no suministra los elementos que se requieren para su trabajo y que esto se evidenció a raíz de las restricciones derivadas de la pandemia del coronavirus. 

"Lo que dice la fiscal Consuelo García es una realidad (...) La congestión de los despachos es bastante grande, las soluciones no se ven. En la gran mayoría de casos nos toca comprar los elementos de trabajo importantes, durante la virtualidad no nos aportaron elementos claros", señaló.

Lea también: Revelan cartel de los violadores más buscados en Colombia

Indicó que "la respuesta era que debíamos comprar la cámara, el micrófono, algunos trabajaron en la residencia y nos tocó poner el servicio de Internet".

El funcionario narró el caso de un fiscal que está a punto de pensionarse y fue trasladado, situación que le generó una difícil situación de salud personal y familiar.

"En este momento se están haciendo una serie de traslados dentro de la Fiscalía como es el caso del doctor Víctor Raúl Rangel Sánchez, quien es una persona de 64 años con problemas de artrosis en la rodilla y con su mamá enferma de cáncer y su familia radicada en Bucaramanga". 

Entre tanto, otro fiscal que lleva varias décadas trabajando en esa entidad, advirtió que muchos de sus colegas deben pagar de su bolsillo a otras personas para que les ayuden a llevar los procesos, ante la falta de recursos y la congestión de casos.

"Lo que la doctora García ha denunciado es la realidad que todos los integrantes de la Fiscalía viven. Hay fiscales que tienen entre 1.000 y 4.000 procesos entre locales, seccionales, especializados, nadie se atreve a quejarse (...)", señaló.

En ese sentido, precisó que "vemos con estupor que parece que dentro de los sueldos de la Fiscalía, los funcionarios tengan que pagarle a colaboradores externos, no porque el fiscal sea flojo ni tampoco los asistentes, es porque no dan abasto. Un fiscal solo tiene un asistente pero tienen que buscar un apoyo que por lo general es uno de los integrantes de la judicatura y se les paga para tener más o menos al día el despacho, aunque nunca se logra". 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.