Falsos brujos y chamanes piden altas sumas de dinero a sus víctimas para no hacer maleficios en su contra. 

DOCUMENTAL BRUJERIA
Foto referencia. Documental "Guerra Paranormal", sobre la relación entre los grupos al margen de la ley en Colombia con la brujería.
Colprensa

Muchas personas buscan recuperar un trabajo, mejorar su situación económica, tener suerte en el amor, o en la mayoría de los casos, ‘amarrar’ o hacer que regrese su pareja sentimental. Para eso buscan alternativas como la brujería o la magia negra.

Sin embargo, la verdad es que estas actividades más allá de mostrar resultados exige que quienes acceden a ella paguen altas sumas de dinero; aún sin evidenciar hechos efectivos o incluso sin conocer a la persona. 

El mercado de la brujería ofrece supuestos beneficios como ‘amarres’, hechizos poderosos, magia blanca o negra, baños de suerte y unión de parejas. Según los brujos los trabajos son totalmente garantizados. 

RCN Radio consultó a diversos brujos y chamanes que aseguraron que cualquier petición cuesta desde 450 mil pesos hasta seis millones. “Trabajamos con magia negra y huesos de muertos que hacen que se cumplan sus deseos (...) luego de nuestro trabajo su pareja va a volver arrastrada a sus pies y su sueldo se va a triplicar”. 

Según una víctima de estos chamanes o brujos, quien prefirió no revelar su nombre, la extorsionaron luego de quererse retirar por falta de dinero. “Fueron a mi casa y sacaron un muñeco, me pidieron más plata y cuando me negué me dijeron que me harían un maleficio de mala suerte”. 

Debido a esto, el Gaula de la Policía Nacional hizo un llamado a la ciudadanía para que no acceda a las pretensiones de personas como estas y en cambio denuncien. En manos de las autoridades están las denuncias de personas que aseguraron que estos brujos o chamanes habían abusado de su confianza y los habían estafado. 

Cifras oficiales revelan que las autoridades han evitado el pago de más de 3500 millones de pesos por extorsión y además efectuado más de 500 capturas.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido