Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

CÚPULA MILITAR
Foto de referencia de la cúpula militar.
Colprensa

La Procuraduría General sancionó disciplinariamente al cabo segundo Carlos Alberto Betancur Sánchez por su responsabilidad en el robo de información de la central de interceptaciones Andrómeda.

En el fallo emitido por la procuraduría delegada en asuntos penales se indica que el suboficial conocido con el sobrenombre de 'Bender' sustrajo de manera indebida datos sensibles y reservados de seguridad nacional relativos al proceso de paz que se adelantaba con la guerrilla de las Farc.

Esta información le era suministrada, según la Procuraduría, por el 'hacker' Andrés Fernando Sepúlveda Ardila a cambio de una contraprestación económica.

Lea además: Coronel del Ejército fue suspendido por golpear a un soldado profesional

Al cabo Betancourt Sánchez, el Ministerio Público le impuso una sanción disciplinaria consistente en una inhabilidad general por el término de diez años para ocupar cargos públicos y la separación absoluta de las Fuerzas Militares.

Según el organismo disciplinario, el cabo incurrió en una falta al obtener indebidamente datos relacionados con la seguridad del Estado como ocurrió cuando sustrajo sin autorización información de cuentas electrónicas de los negociadores del proceso de paz que se adelantaba entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc en La Habana (Cuba).

Lea también: ¿Por qué dejaron en libertad al 'hacker' Sepúlveda?

El suboficial le suministró al 'hacker' Sepúlveda 100 cuentas electrónicas con sus respectivas claves por un valor de 100 millones de pesos, de los cuales solo se habría concretado la entrega de 20 cuentas para acceder a los correos del grupo negociador y del entonces presidente Juan Manuel Santos, así como a las cuentas de exguerrilleros de las  FARC y el buzón electrónico de alias ´Boris´,  quien fungió como jefe de telecomunicaciones y de seguridad de las Farc en la mesa de negociación en La Habana. 

En el fallo se dejó en firme la decisión que declaró disciplinariamente responsable al mayor Alfonso Guerrero Herrera,  quien para la fecha de los hechos era el comandante de la Operación Andrómeda del Ejército Nacional, y quien fue suspendido un mes en el ejercicio de su cargo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.