Cargando contenido

Fue detenida el pasado 18 de marzo en Valledupar y judicializada.

Coronavirus en Colombia / Emergencia Sanitaria / Coronavirus / Tapabocas
Coronavirus en Colombia / Emergencia Sanitaria / Coronavirus / Tapabocas
Inaldo Perez

“Yo no soy tan irresponsable de venir a exponer a mi única hija. No soy loca”. De esta forma se defiende la mujer que fue capturada el pasado 19 de marzo en un hotel de Valledupar por presuntamente estar violando el aislamiento preventivo para todas las personas que llegaron de los Estados Unidos.

Lea además: Capturan en Valledupar a mujer que violó protocolo de aislamiento tras llegar de EE.UU.

La mujer de 38 años, le aseguró al diario El Espectador, detalló que en el aeropuerto El Dorado de Bogotá nunca fue informada sobre las medidas que tenía que tomar. Recuerda que solamente le tomaron la temperatura, le hicieron llenar un formulario de Migración sobre los lugares que había visitado y le preguntaron si había tenido síntomas.

 

Tapabocas, cómo y cuándo usarlo

Pese a que les dijo que iba a viajar hasta Riohacha (La Guajira) a visitar a su padre quien tiene problemas de salud, las autoridades no le hicieron ninguna recomendación. “Ellos hubieran podido decirme que me tenía que quedar en Bogotá por 14 días”, reseña.

Recuerda que llegó al país el 17 de marzo luego de pasar una temporada en Estados Unidos. Debido a que su vuelo a La Guajira fue cancelado, decidió comprar un boleto hasta Valledupar. En la capital del Cesar se alojó en un hotel junto a su hija de siete años y una sobrina.

Lea también: Luis Guillermo Plata, nuevo gerente de estrategia contra coronavirus

Cuando se registró le pidió al administrador del hotel que le informara a las autoridades correspondientes sobre su llegada, reseñando que en Valledupar tampoco le dijeron nada sobre el protocolo de aislamiento preventivo.

La naturaleza reclama su espacio

Cuando regresaba de comprar algo de comer se encontró con un gigantesco operativo. “Cuando regreso al hotel encuentro el show. Me abordaron los de Migración que me trataron remal. Me quitaron mi pasaporte, comenzaron a tratarme como lo peor”, narró.

Las autoridades le reclamaron que no hubiera atendido el protocolo de aislamiento y estuviera “contagiando a todo el mundo”. Tras su detención fue presentada ante un juez de control de garantías. La Fiscalía General le imputó el delito de violación de medidas sanitarias el cual no aceptó.

Le puede interesar: Aumentan casos de coronavirus en Colombia a 196

El juez ordenó su detención domiciliaria. Reseña que desde ese momento ninguna autoridad le ha hecho una prueba para verificar si tiene el Covid-19 o reseñar su estado de salud.

“Mi lugar de destino y mi cuarentena iba a ser en Riohacha que es mi destino final”, aseveró. La mujer se enfrenta a una pena privativa de la libertad que está desde los cuatro y ocho años de prisión de ser hallada culpable.

Reconoce que en el viaje de Estados Unidos a Colombia tomó todas las medidas de protección como el uso del tapabocas y se hizo una prueba para verificar si tenía el virus. Hasta el momento, indica, no ha sentido ningún síntoma.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido