El hecho criminal quedó grabado en un video, ocurrido en abril de 2016 en Quibdó.

Wason
Instagram

La Policía de Chocó capturó a Eddy Gabriel Moreno Cuesta, alias "Gaby", quien sería el asesino del joven Manuel Salas Palacio, primo del futbolista Wason Rentería.

Según la Fiscalía, el presunto homicida, de 20 años, pasó con un cómplice en una moto  y dispararon indiscriminadamente contra la casa de Adriano Rentería, padre del hoy jugador del Guaraní brasileño.

El hecho criminal ocurrió el 24 de abril de 2016 en el barrio El Jardín de la ciudad de Quibdó, y quedó grabado en un video tomado de una de las cámaras de seguridad de la zona, donde se observa que en la ráfaga de disparos resultó gravemente herido Manuel, de 21 años, quien posteriormente murió en un centro asistencial.

Ante lo mediático del crimen, alias "Gaby" se escondió en Bogotá y al regresar a la capital chocoana fue detenido, muy cerca al Aeropuerto El Caraño.

Alias "Gaby" también era integrante de la banda delincuencial “Los Calvos”, y deberá responder por los delitos de homicidio agravado, así como fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego.

En su momento, Wason Rentería habló con RCN Radio, lamentó la muerte de su primo, y pidió a las autoridades una investigación para esclarecer el crimen.

El asesinato de Manuel Salas Palacio ocurrió días después de que Wason Rentería jugara con  Boyacá Chicó, su equipo en ese momento, ante el Junior de Barranquilla.

Criminalidad en Quibdó

El año anterior, a través de un carta abierta enviada al presidente Juan Manuel Santos, el obispo de la Diócesis de Quibdó, monseñor Juan Carlos Barreto, advirtió sobre un aumento significativo en los homicidios de los últimos cinco años. 

El religioso toma como referencia las cifras de Medicina Legal que aseguran que por cada 100 mil habitantes hay 24 asesinatos. 

Las cifras también revelan que en el  2012 se registraron 127 casos; en 2013 hubo 108; en 2014, 80 y en 2016, 124 homicidios. En la misiva que también fue dirigida a la Corte Suprema, la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo, Barreto le pide a las autoridades nacionales que tomen cartas en el asunto, porque “es urgente detener este río de sangre".  

Encuentre más contenidos

Fin del contenido