Cargando contenido

Una niña víctima en este caso fue abandonada en el hospital Santa Clara de Bogotá, su estado era crítico y estuvo a punto de morir.

Prostitución en la calle
Las mujeres no pueden ser sorprendidas portando condones.
Foto: AFP

La Fiscalía reveló que fue capturada una mujer señalada de ser la propietaria de una fundación que decía cuidar a los hijos menores de edad de trabajadoras sexuales del Barrio Santa Fe, pero en realidad los alquilaba a otros particulares, con fines aún por establecer, a cambio de altas sumas de dinero y donaciones en especie.

Ante las pruebas recaudadas en un año de investigaciones, se ordenó la captura de Luz Marina Lozano Parra, representante legal de la fundación Hijos del Viento, quien sería la presunta responsable de las múltiples ilegalidades detectadas en el cuidado de menores entre los 0 y los 8 años de edad.

Por estos mismo hechos la Fiscalía capturó a Omar Javier Pacheco, esposo de Lozano Parra, quien aceptó cargos por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Mario Gómez, fiscal delegado para la Infancia y la Adolescencia, aseguró que esta mujer llegó a ser considerada en la localidad como un ‘ángel protector’, sus servicios trascendieron y crecía el número de personas que dejaban a su cuidado a sus hijos, al tiempo que la comunidad creía en la labor social y transfería recursos, entregaba mercados y otro tipo de ayudas.

“Varios de los bienes que fueron donados como muebles y electrodomésticos, entre otros, habrían sido vendidos para obtener el dinero en efectivo y cubrir gastos personales”, dijo el fiscal Gómez.

Lea también: Rescatan a 43 venezolanas sometidas a esclavitud sexual en barrio Santa Fe

Asimismo, sostuvo que “los mercados que entregaban los ciudadanos y que tenían como objetivo mejorar la alimentación de los menores de edad, presuntamente eran utilizados para preparar los almuerzos que se vendían en un restaurante de propiedad de la señora Lozano Parra”.

Según el fiscal del caso, lo que desconocían las madres de los menores es que sus hijos, como pasó en diez casos documentados, luego eran alquilados a otros particulares durante meses y hasta años, sin ninguna supervisión ni control e incluso se investiga si pudieron llegar a ser objeto de otros  delitos.

De igual forma,  se identificó a una mujer venezolana que supuestamente fue explotada laboralmente por la representante legal de Hijos del Viento, quien la sometía a jornadas de trabajo de más de 20 horas diarias y le confiaba el cuidado de hasta 30 niños, a cambio de 11 mil pesos diarios.

De acuerdo con la Fiscalía, se estableció que la representante legal de la fundación fue la persona que dejó al cuidado de un hogar sustituto a una niña de tres años de edad, quien tiempo después fue abandonada en el hospital Santa Clara de Bogotá, su estado fue crítico y estuvo a punto de morir por diferentes lesiones físicas.

Varios de los testigos aseguraron que esta mujer retenía a los niños y niñas cuando los padres no podían pagar por su cuidado, pese a que la figura utilizada para acoger a los menores de edad era la de fundación sin ánimo de lucro.

Ante la gravedad de los hechos los dos capturados fueron judicializados por los delitos de trata de personas agravada, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y usurpación de funciones por suplantar la identidad del ICBF en la utilización del llamado “Plan Padrino”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido