Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Álvaro Gómez Hurtado y el vehículo en que se movilizaba cuando fue asesinado, el 2 de noviembre de 1995 en Bogotá
Álvaro Gómez Hurtado y el vehículo en que se movilizaba cuando fue asesinado, el 2 de noviembre de 1995 en Bogotá
Fotos de Colprensa

La familia del asesinado líder conservador Álvaro Gómez Hurtado aseguró que los once mensajes intercambiados entre los miembros del antiguo Secretariado de las Farc, revelados por el senador del partido Comunes, Julián Gallo, conocido como 'Carlos Antonio Lozada' son un refrito que sólo lo hunden en una gran mentira al atribuirse la responsabilidad de este magnicidio.

"Me consta que la Fiscalía indagó a fondo esos mensajes y no aparecieron en ninguno de los computadores incautados en 2012 a los miembros del Secretariado, que son prácticamente los mismos que reúne la Fiscalía en relación con el alto mando de las Farc", dijo Enrique Gómez Hurtrado, sobrino de Ávaro Gómez y abogado de la familia.

Lea también:  “General Landazábal fue un enemigo durante toda su carrera militar”: Carlos Lozada ante la JEP

Así mismo, sostuvo que, "creo que queda en evidencia que él miente y nos aporta como único nuevo, que Piedad Córdoba también miente, es decir, entre esos dos mentirosos, en ese circo de la desviación de la investigación de Álvaro Uribe, el payasito Tornillo le está pisando la manguera a 'la payasita Córdoba' (Piedad Córdoba)".

Por su parte, el senador Lozada indicó que esta información será enviada ante la Jurisdicción Especial para la Paz para que continúe con la investigación por estos hechos.

El exjefe de las Farc manifestó que estos mensajes están en manos de la inteligencia militar y han sido manipulados con el ánimo de desvirtuar las revelaciones que se han hecho ante la JEP.

Lozada explicó que en su momento la decisión del Secretariado fue mantener en secreto la autoría de este crimen y dejar que la investigación, que señalaba como responsables a los miembros de la Brigada 20 de inteligencia militar, siguiera su curso.

En uno de los apartes de un mensaje que fue enviado al 03 de noviembre de 1995 al comandante guerrillero ‘Mono Jojoy’, se lee lo siguiente: “nota: sobre el ajusticiamiento de Gómez Hurtado, podemos hacer un intercambio de opiniones en el Secretariado, para ver hasta cuándo se puede mantener en reserva o en que momento oportuno podemos decirlo”.

Lea también: Corte Constitucional no modificó el punto sobre la pensión de vejez en la Ley 100

Posteriormente, en otro mensaje enviado por Alfonso Cano al comandante máximo de la guerrilla, Manuel Marulanda Vélez, Cano afirma: “lo de Gómez, mejor no decir nada. Se llegará el día para ello”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.