Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Calabozos de la Dijín
RCN Radio

Tan pronto conoció la decisión del juez de control de garantías de ordenar su envío a la cárcel el empresario Carlos Mattos se cayó de la silla en la que se encontraba. La situación obligó la atención inmediata de su abogado Iván Cancino y de los dos custodios de la Policía Nacional que se encontraban en la sala de audiencias. 

Lea además: Carlos Mattos será recluido en la cárcel La Picota por motivos de seguridad

Mattos, de 78 años de edad, llegó en la noche del pasado miércoles extraditado de España. Inmediatamente fue trasladado al complejo judicial de Paloquemao para adelantar la audiencia de legalización de captura. En la diligencia judicial, el juez de control de garantías rechazó la petición de su defensa de otorgarle la detención domiciliaria o una medida no privativa de la libertad. 

Pese al desmayo de Mattos y la tensión que se vivía en la sala el juez siguió presentando sus argumentos para cobijar con medida de aseguramiento privativa de la libertad al empresario quien tiene pendientes dos procesos penales en Colombia.

Para el funcionario judicial, es necesario salvaguardar la integridad de los dos procesos judiciales que se adelantan contra Mattos por ejecutar un elaborado plan de corrupción que permeó la Rama Judicial con el fin de verse beneficiado con unas medidas cautelares para seguir comercializando vehículos de la marca coreana Hyundai.

En la madrugada que finalizó en la mañana de este jueves el juez consideró que Mattos es un peligro para la sociedad y puede evadir a la justicia, esto teniendo en cuenta el hecho de viajar a España y no atender los llamados de las autoridades para que se presentara de manera presencial. 

Le puede interesar: Proceso 8.000: Comisión de la Verdad citó a los hermanos Rodríguez Orejuela

El funcionario ordenó que se le preste atención médica a Mattos dentro del establecimiento carcelario y verificar la necesidad de sus traslados a centros médicos de ser necesario. 

Este mismo jueves la defensa de Mattos pedirá ante el Centro de Servicios Judiciales de Paloquemao que se adelante una audiencia para modificar la medida de aseguramiento bajo el argumento del delicado estado de salud del empresario. 

Mattos es requerido para que enfrente dos procesos judiciales por pagar millonarios sobornos para resultar beneficiado con medidas cautelares que le siguieran permitiendo comercializar vehículos de la marca coreana Hyundai en Colombia.

Le puede interesar: Destituyen del cargo e inhabilitan por 15 años a juez vinculado en caso Hyundai

El empresario planeó y ejecutó un complejo entramado para que una tutela fuera direccionada al juez sexto civil municipal de Bogotá, Reynaldo Huertas, quien en tiempo récord avaló las medidas cautelares. 

Para esto, sobornó a funcionarios y empleados de la Rama Judicial para que manipularan el sistema de reparto. Igualmente, Mattos le envió 100 millones de pesos en efectivo a la jueza 16 civil penal municipal de Bogotá que dejó en firme las medidas cautelares.

Por estos hechos fue acusado por los delitos de acceso abusivo a un sistema informático, cohecho por dar u ofrecer, daño informático y utilización ilícita de redes de comunicaciones captación masiva y habitual de dineros y fraude procesal.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.