Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

fjbernal
 Alvaro Dávila
Contratista Alvaro Dávila.
Foto: Colprensa

La jueza primera de conocimiento de Bogotá emitió sentido de fallo condenatorio en contra del abogado Álvaro Dávila Peña por su responsabilidad en el escándalo del 'carrusel de la contratación' en la capital de la República.

El denominado ‘cerebro’ del desfalco al Distrito a través de la contratación en la Alcaldía de Samuel Moreno fue hallado culpable por los delitos de concierto para delinquir, cohecho propio e interés indebido en celebración de contratos.

La funcionaria judicial manifestó que la Fiscalía logró sustentar la responsabilidad del abogado del denominado Grupo Nule en las irregularidades cometidas por los contratistas distritales y que atentaron contra la administración de Bogotá.

“Para éste proceso, la Fiscalía presentó a cerca de 50 testigos quienes coincidieron en las reuniones y actos de corrupción en los cuales participó el señor Álvaro Dávila. Así como concuerdan las versiones de cada testigo en referencia a los hechos en cuestión”, indicó.

Tras dar a conocer su determinación, la jueza fijó para el próximo 26 de julio la fecha de la audiencia en la que se definirá el monto de la condena contra Álvaro Dávila Peña.

Para la Fiscalía, “el abogado Álvaro Dávila en sus funciones como asesor jurídico de empresas nacionales e internacionales, le permitió acercarse al ex alcalde de Bogotá Samuel Moreno y al ex congresista Iván Moreno, con quienes se orquestó el desfalco a las finanzas de la administración distrital”.

La Fiscalía también indicó que “Dávila Peña, al parecer, configuró una serie de negocios bajo la modalidad de contratos por prestación de servicios profesionales, pactando las mencionadas ‘comisiones de éxito’ y que eran supuestamente entregados a los hermanos Moreno Rojas”.

La jueza le hizo un fuerte llamado de atención a Dávila, así como a su abogado defensor, por las dilaciones presentadas durante las audiencias de juicio.

Dávila Peña había manifestado que su abogado de confianza renunció unas horas antes de la audiencia en la cual se conocería el sentido del fallo.

La juez indicó que “así como el señor Álvaro Dávila lo pone de presente en esta audiencia pública, lo claro es que le compete a esta servidora judicial que se garantice la presencia de un servidor de confianza para el procesado o con un abogado designado por el Estado, a fin de adelantar la diligencia”.

Superado el inconveniente, un abogado de la Defensoría Pública representó a Dávila Peña en la audiencia y la jueza procedió a la lectura del fallo.

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.