Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

 Ana María Castro Romero
Ana María Castro Romero.
Cortesía redes sociales

La Fiscalía General de la Nación presentó este martes, durante la audiencia de juicio, a una perito forense que concluyó que uno de los testigos más importantes dentro del proceso que se adelanta contra Paul Naranjo y Julián Ortegón, por los hechos que rodearon la muerte de la joven universitaria Ana María Castro, no padece trastornos mentales ni tampoco de personalidad. 

La psicóloga forense, Nargy Lugo Sierra, compareció ante la juez 42 Penal del Circuito con Función de Conocimiento de Bogotá para presentar el estudio que le practicó al testigo clave Mateo Reyes, quien aseguró durante la etapa de juicio que vio como fue lanzada supuestamente del vehículo a la joven de 21 años durante la madrugada del 5 de marzo de 2020, en el norte de Bogotá.

En contexto: Ana María Castro: Testigo clave narró cómo la lanzaron del vehículo

Según indicó la psicóloga forense, el testigo Mateo Reyes presenta un estado mental conservado, no tiene trastornos de personalidad, no es agresivo, ni tampoco registra dificultades para relacionarse con otras personas. 

Sin embargo, reseñó que presenta amnesia anterógrada que pudo ser provocada por el consumo y mezcla de bebidas embriagantes durante la noche del cuatro y la madrugada del cinco de marzo de 202o (fecha en la que falleció en extrañas circunstancias la joven universitaria). 

Explicó que, "su estado mental se encuentra conservado, identificando que dentro de las áreas evaluadas no se encuentra ninguna dificultad en la funcionalidad que él tenga consigo mismo y con el entorno, además no parece ningún trastorno de personalidad o sicopatología". 

La psicóloga forense además dijo que no se presentan afectaciones en su rendimiento cognitivo y su memoria está en óptimas condiciones.  "Se encontró que su memoria, frente a los hechos ocurridos el 5 de marzo de 2020, puede estar comprometida debido a la ingesta de alcohol que tuvo ese día y que pudo haber ocasionado el episodio de amnesia anterógrada y que por eso no recuerde bajo un adecuado proceso, que pasó en esa situación", sostuvo.   

También agregó que, “este análisis permite identificar que el consumo de alcohol ha sido un hábito nocivo para el valorado (Mateo Reyes) dentro de su estilo de vida, que lo ha llevado a experimentar episodios de amnesia anterógrada o lagunas alcohólicas en los que experimentan pérdida de la memoria de los acontecimientos ocurridos mientras se encuentra en estado de alicoramiento”. 

Más sobre este caso: Feminicidio de Ana María Castro: Testigo asegura que Mateo Reyes dio tres versiones diferentes

La perito aseguró ante la juez 42 Penal del Circuito con Función de Conocimiento que la versión de Mateo Reyes sobre que Ana María Castro fue lanzada del vehículo en momentos que conducía Naranjo y en el que se encontraba como copiloto Julián Ortegón, puede corresponder a un recuerdo de lo que ocurrió esa madrugada. 

"Es posible que pueda ser establecido como un recuerdo, ya que es un aspecto que él menciona en varias ocasiones y está presente en determinadas características que coinciden al momento de que él (Mateo Reyes), las va mencionando", señaló.

También dijo que "cuando la información se codifica con algunas fallas puede que él mencione que no está seguro de cómo sucedieron pero tiene esas imágenes como un recuerdo en su memoria".  Precisó también que Reyes puede recordar de manera fragmentada. 

Audiencia de juicio de Paul Naranjo y Julián Ortegón por la muerte de Ana María Castro
Audiencia de juicio de Paul Naranjo y Julián Ortegón por la muerte de Ana María Castro
Foto: Tomada de la audiencia
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.