Cargando contenido

La Fiscalía negó que exista una retaliación contra las personas que aparecen involucradas en la red de chuzadas.

Chuzadas Cali Fiscalía
En Cali se adelantan las audiencias contra los implicados en un nuevo caso de chuzadas telefónicas.
Cortesía Fiscalía

La fiscal general encargada, María Paulina Riveros, calificó como un vergonzoso episodio el escándalo de la red de interceptaciones telefónicas y seguimientos ilegales que originó la captura del excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general en retiro Humberto Guatibonza.

(Lea acá: Perfil del general (r) Guatibonza, procesado por caso de 'chuzadas')

“Se trata de un vergonzoso episodio que pone a prueba el Estado de Derecho y las libertades ciudadanas, pero ante todo es un gravísimo atentado contra la intimidad de las personas", indicó Riveros.

Asimismo, señaló que en la audiencia ante el juez de control de garantías, la Fiscalía revelará las pruebas que sustentaron la captura del general Guatibonza.

Por estos hechos, también fueron capturados Carlos Eduardo Arenas Valero, sindicado de ser el enlace de la red de chuzadas para conseguir nuevos clientes y Julián Villarraga, presuntamente encargado de conseguir todo lo referente a bases de datos, como son “registros de sabanas de llamadas, datos biográficos, temas de IMSI, IMEI, decadactilares estudios financieros, entre otros”.

De igual forma, rechazó de manera enfática las declaraciones del senador Armando Benedetti quien indicó que su mención por parte de testigos es producto de una retaliación de la Fiscalía.

“La Fiscalía General de la Nación se limita a investigar las conductas de las personas naturales sobre las cuales tiene competencia, dentro de los que no se encuentran personas que gozan de fuero constitucional”, agregó la fiscal encargada.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido