Cargando contenido

En su interrogatorio también declaró contra Carlos Arenas y Julián Villarraga.

General Humberto Guatibonza
Colprensa

Se trata del coronel retirado del Ejército Nacional, Jorge Humberto Salinas Muñoz, capturado como supuesto integrante de la red de interceptaciones telefónicas ilegales que fue desmantelada en agosto pasado,  quien en diligencia de interrogatorio ante la Fiscalía señaló al excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general en retiro Humberto Guatibonza, de tener presuntamente una clara relación con esa organización criminal.

“Respecto a mi general Guatibonza con él había una intención clara en temas de consultoría, seguridad y capacitaciones investigativas. Estaba la intención de abrir una oficina en Ecuador para ese tema y los casos que él me pidió que se le apoyó”, dijo el coronel Salinas Muñoz.

En el interrogatorio conocido por RCN Radio, se advierte que el coronel Salinas señaló que el general Guatibonza era consciente de las labores que realizaba esta red de interceptaciones telefónicas y seguimientos ilegales.

El testigo reseñó al fiscal a cargo de esta investigación, tres casos en los cuales el general Guatibonza supuestamente se valió de los servicios ilícitos de esta red de chuzadas ilegales.

“Él sabía exactamente lo que se hacía, recuerdo tres casos en particular como la recuperación de mensajes de whatsapp  de unos teléfonos que él me paso”, y cuya información aparece en las 175 carpetas que contiene la relación de clientes y víctimas.

Los otros dos episodios requeridos supuestamente por el general Guatibonza, son la  denominada como la "carpeta cobre", que era una pérdida de material a una empresa petrolera en los llanos y un tercer caso  de infidelidad de un amigo de él sobre el abogado de apellido Carreño.      

También estaba en ese círculo de mi general la empresa A&G, donde estaba el señor Mauricio Molina, quien tenía conocimiento de lo que se hacía y teníamos el propósito de hacer la alianza entre las dos empresas para temas de seguridad física a nivel nacional.

Carlos Arenas, el enlace

Por estos graves hechos también fue capturado en Bucaramanga y trasladado a Bogotá, Carlos Eduardo Arenas Valero, sindicado por la Fiscalía de ser el enlace de la red de chuzadas para conseguir nuevos clientes.

“Carlos Arenas (…) él me pasaba clientes, porque yo recibí un dinero fruto de una negociación con los clientes que él me mandaba, el caso carpetas lo manejo él directamente, fue él quien me entregó los datos, no recuerdo el mes que me llevó una reunión con unos empresarios en el barrio Chicó  en Bogotá, con la idea de ofrecer el producto a ellos para que lo comercializaran a estamentos del Estado”, dijo el coronel Salinas.

Asimismo, indicó “él sabía lo que se hacía, las interceptaciones, los mensajes  de whatsaap, los seguimientos a las iPS o cuentas de Facebook, ya que a él se le rendían los informes (…) él me llamaba, me comentaba lo que tocaba hacer, me consultaba cuánto se podía cobrar por cada trabajo y que monto de dinero me correspondía por la participación”.

El testigo hizo énfasis en que Carlos Arenas en ningún momento le manifestó, ni reprocho o  le llamó la atención por algunos de los trabajos solicitados, lo que indicaba que los clientes estaban satisfechos.

Julián Villarraga

En relación con el tercer capturado en Bogotá, Julián Villarraga, el testigo indicó que esta persona era la encargada de conseguir todo lo referente a bases de datos, como son “registros de sabanas de llamadas, datos biográficos, temas de IMSI, IMEI, decadactilares estudios financieros, entre otros”.

“Él me paso un listado de todos los servicios que ofrecía y que los pueden ubicar en mi computador que me fue incautado”, agregó el coronel Salinas.  

El general Guatibonza y los otros dos capturados serán presentados hoy ante un juez de control de garantías para legalizar sus detenciones, imputarles cargos y solicitar las respectivas medidas de aseguramiento.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido