Cargando contenido

El excomandante paramilitar declaró en el juicio contra Santiago Uribe Vélez.  

SANTIAGO URIBE VÉLEZ
El ganadero antioqueño, Santiago Uribe Vélez, procesado por nexos con "Los 12 Apóstoles"
Colprensa

El excomandante paramilitar Rodrigo Pérez Álzate, alias 'Julián Bolívar' negó cualquier tipo de relación en la conformación y expansión en el grupo armado ilegal conocido como 'Los 12 Apóstoles", creado en el municipio de Yarumal (Antioquia) en la década de los años noventa. 

En su declaración, bajo la gravedad de juramento, 'Julián Bolívar', aseguró que tuvo conocimiento de manera indirecta de la existencia de ese grupo paramilitar, al cual denominó de "limpieza social".  

Piden rebaja de condena para testificar sobre crimen de Álvaro Gómez y caso contra Santiago Uribe  

Ante las preguntas de la  defensa del hermano menor del senador Álvaro Uribe Vélez, el exjefe de las AUC negó que se hubiera reunido alguna vez con él, advirtiendo que hay una “mala intención”, en querer involucrarlo con la actividad del grupo armado ilegal. 

El excomandante del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas acusó al mayor (r) de la Policía, Juan Carlos Meneses, testigo clave de la Fiscalía, de querer desviar la investigación con falsos señalamientos.  

Reseñó que el verdadero líder de esta organización paramilitar fue Jorge Alberto Osorio Rojas, conocido con el alias de 'Rodrigo'. 

Santiago Uribe y Luis Alfredo Ramos, salpicados en fallo que ordena investigar a Uribe

Durante la audiencia, Pérez Álzate aceptó haber liderado el grupo paramilitar "Los Pérez" que tuvo injerencia en Yarumal y otros municipios del norte de Antioquia. Dicha estructura  se  financió a través de los impuestos que cobraban a narcotraficantes para el transporte de los insumo. 

Estas declaraciones se adelantaron ante el juzgado primero especializado de Antioquia en el juicio que se adelanta contra Santiago Uribe Vélez por los delitos de concierto para delinquir –por la financiación del grupo de 'Los 12 Apóstoles' y homicidio agravado –por el crimen del conductor Camilo Barrientos, en febrero de 1994-. 

 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido