Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

GENERAL FRANCISCO PATIÑO
El excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general (r) Francisco Patiño.
Colprensa

Para el próximo 12 de noviembre quedó fijada la audiencia en la que se le imputarán cargos al excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general (r) Francisco Patiño Fonseca por su presunta participación en los hechos que rodearon el plan para alterar la escena del crimen y así desviar la investigación por la muerte del joven grafitero Diego Felipe Becerra Lizarazo la noche del 19 de agosto de 2011.

El oficial en retiro será vinculado formalmente al proceso por el delito de ocultamiento y destrucción de elementos materiales probatorios. Esto por supuestamente tener conocimiento de primera mano del plan orquestado por el abogado Héctor Hernando Ruiz –quien era el asesor jurídico de la Policía- para comprar un arma de fuego y ubicarla en el lugar donde minutos antes el joven de 17 años había recibido un disparo mortal por parte del patrullero Wilmer Antonio Alarcón.
 

Igualmente habría dado la orden para que desde el equipo de prensa de la Policía hiciera una “ronda de medios” con el conductor de un bus de servicio público identificado como Jorge Eliécer Narváez para que acusara al joven de haberlo atracado en la noche del 19 de agosto cuando se movilizaba por la Avenida Suba con calle 116. Tras el robo el conductor dio aviso a la Policía, llamado que fue atendido –según su relato- por el patrullero Alarcón quien emprendió la persecución. En un punto, cuando tuvo “de cerca al sospechoso” intentó detenerlo pero este lo amenazó con una pistola hecho por el cual le disparó “en defensa propia”.

De esta forma se finiquitó el plan para desviar la investigación. Sin embargo, las pruebas recolectadas permitieron inferir que el robo mencionado nunca se presentó puesto que el bus que conducía Narváez esa noche tenía “pico y placa ambiental”. Igualmente, el joven no tenía rastros de haber portado y disparado un arma de fuego.
 

En su morral solamente encontraron aerosoles para pintar grafitis y ropa. De esta forma se encontró que el arma había sido comprada en el mercado negro por policías adscritos al CAI Alamos (ubicado en Suba), disparada en un canal de aguas lluvias y ubicada de tal forma para que se adelantara un reporte oficial.

En el anuncio de imputación de cargos, el fiscal General, Francisco Barbosa señaló que el general Patiño “ocasionó la desviación de la investigación por falsas versiones y será imputado por los delitos de ocultamiento, alteración o destrucción de material probatorio, favorecimiento y fraude procesal”, precisó. 

Teniendo en cuenta su fuero al momento de los hechos la audiencia se adelantará en el Tribunal Superior de Bogotá. El general Patiño rindió indagatoria en el año 2013 pero tuvieron que pasar ocho años para que se resolviera su situación jurídica.  

Por estos mismos hechos fue condenado a 22 años de prisión el coronel Nelson de Jesús Arévalo, excomandante de la Policía de la localidad de Suba. El abogado que orquestó el plan fue sentenciado a 20 años de cárcel.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.