Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Siete años del crimen de Diego Felipe Becerra conocido como el grafitero
Siete años del crimen de Diego Felipe Becerra conocido como el grafitero.
Colprensa

El patrullero Wilmer Antonio Alarcón recibió su segunda condena por su participación en la muerte del joven Diego Felipe Becerra Lizarazo, en hechos registrados el 19 de agosto de 2011.

Lea además: Caso Diego Felipe Becerra: así fue el día en que lo asesinaron

El patrullero fue sentenciado este lunes por su participación activa en el plan para desviar la investigación por los hechos ubicando de manera predeterminada un arma de fuego en el lugar donde minutos antes le había disparado al joven por la espalda.

Alarcón, quien cumple una condena de 37 años de cárcel  por el homicidio, tuvo conocimiento claro de la forma en cómo se obtuvo el arma de fuego que se ubicó en la zona para desviar el caso y así vincular a Becerra Lizarazo con el robo a un bus de servicio público. 

El coronel Nelson de Jesús Arévalo, quien fungía como comandante de la estación de la Policía de Suba para el momento de los hechos fue condenado a 22 años de prisión por los delitos de favorecimiento en homicidio y porte, tráfico y fabricación de armas de fuego.

Lea además: Grafitero: General Patiño, a imputación de cargos por manipulación de pruebas

Mientras que el teniente Rosemberg Madrid Orozco, comandante del CAI de Andes fue sentenciado a 11,6 años de cárcel. Los subintendente Juan Carlos Leal, también del CAI Los Andes y quien fue el primer respondiente en el caso; el subintendente Fléiber Zarabanda, del CAI de Alhambra y uno de los que llevó el arma a la escena del crimen, fueron condenados a 20.5 años de prisión. 

El abogado Héctor Hernando Ruiz, asesor jurídico de la Policía Metropolitana de Bogotá para ese entonces, y quien dio la idea para obtener y plantar el arma fue condenado a 20 años de prisión.

Debido a esto, la jueza de conocimiento ordenó la captura de todos los condenados para que cumplan su sentencia en una cárcel o el lugar que disponga el Inpec. 

En el fallo de primera instancia, la juez decidió absolver al coronel José Javier Vivas, entonces coroneles de la Policía por falta de pruebas y al coronel John Harbey Peña. Así como el conductor del bus, Jorge Eliécer Narváez y su esposa Nubia Mahecha. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.