Las propiedades embargadas pasarán al Fondo de Reparación de Víctimas.

INTERBOLSA

La Fiscalía General ocupó con fines de extinción de dominio 11 propiedades pertenecientes a Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo, promotores del Fondo Premium, dentro del escándalo del desplome de Interbolsa.

De acuerdo con los reportes, estos bienes embargados están valorados en más de 20 mil millones de pesos.

La vicefiscal General, María Paulina Riveros, señaló que entre las propiedades afectadas con medidas cautelares se destacan una lujosa casa ubicada en el norte de Bogotá y varios apartamentos que los administradores del denominado Fondo Premium de Interbolsa habrían ocultado a través de sociedades y terceras personas.

“Algunas propiedades fueron cedidas a terceros y otras hacían parte de sociedades que les permitían a estas dos personas hacer uso de ellas y disfrutarlas, así no estuvieran a su nombre”, dijo la vicefiscal Riveros.

Estos operativos de extinción de dominio se llevaron a cabo de manera simultánea en diligencias cumplidas en Bogotá, Medellín (Antioquia), en los municipios de Tenjo (Cundinamarca) y en Cumaral (Meta).

De igual la Fiscalía solicitó la colaboración internacional para intervenir otros bienes que estarían ubicados en el exterior y que tendrían relación con los cerebros del Fondo Premium y de terceras personas involucradas por otras líneas de investigación del caso Interbolsa.

Bienes afectados

Según anunció la Fiscalía, En Bogotá se incautó una casa lujosa en el sector de El Chicó, dos apartamentos en el exclusivo conjunto residencial Torres de Llorente, y otro apartamento ubicado en la calle 92 con carrera 4.

En Medellín: oficinas y parqueaderos en el sector de El Poblado.
    
En Tenjo: una finca cuya propiedad fue afectada en un 50%.

En Cumaral: una finca de 103 hectáreas cuya propiedad fue afectada en el 27%.

Asimismo, fue embargada una lancha Gaia, cuyo propietario real sería Tomás Jaramillo, que estaba en la Dirección General Marítima  en las capitanías de puerto de Colombia.

Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo aceptaron en su momento su responsabilidad en los delitos de manipulación fraudulenta, estafa agravada y concierto para delinquir y fueron condenados a cinco años y nueve meses de prisión.

De igual forma la Fiscalía adelanta otro proceso contra Ortiz y Jaramillo por los delitos de captación masiva y habitual de dineros.

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido