Cargando contenido

Se trata de Jorge Enrique Ibañez, presidente del Tribunal de Arbitramento de la Ruta del Sol II.

Avanzan en el país varios procesos relacionados a Odebrecht
Avanzan en el país varios procesos relacionados a Odebrecht
Foto: AFP

El presidente del Tribunal de Arbitramento entre Corficolombiana y el Estado por el escándalo de sobornos de la multinacional Odebrecht, Jorge Enrique Ibañez, advirtió que está siendo objeto de seguimientos y posibles interceptaciones de sus comunicaciones.

En diálogo con la revista Semana, Ibañez aseguró que estos hechos serán puestos en conocimiento de las autoridades y agregó que otra integrante de ese tribunal consultó a un operador móvil y le dijeron que sus llamadas están siendo desviadas.

Ibañez denunció: "salgo de mi oficina y hay un carro permanentemente estacionado. Sé que son personas que están haciendo un seguimiento especial pero no sé para qué o quién".

Le puede interesarCorte reanudará discusión por impedimentos del Fiscal General en caso Odebrecht

Jorge Enrique Ibañez señaló que en varias oportunidades ha visto vehículos particulares que son conducidos por una mujer, quien además señala que hace parte de un organismos de seguridad del Estado.

El abogado dijo: "generalmente me instalan un carro en la oficina, al frente. A veces mueven el carro hacia la derecha o a la izquierda. Generalmente lo hacen entre las 5 de la tarde y la hora que me quede en la oficina, puede ser 11 o 12 de la noche".

En ese mismo sentido, agregó que "a veces salgo muy tarde. Me quedo en la oficina y está el carro instalado. Los que están alrededor de mi oficina me dicen que tenga cuidado porque hay un carro que siempre está allí al frente. Tan pronto como salgo de la oficina, se queda un instante más y se desaparece".

Advirtió que desde hace algunos meses fue interceptado tanto su número personal como el teléfono fijo, y que los seguimientos también se estarían dando en los alrededores de su residencia.

Lea tambiénCorte Suprema escuchará testimonio de expresidente de la ANI en caso Odebrecht

"En los últimos dos meses, en el caso personal he visto interferidas mis comunicaciones, tanto mi teléfono personal como el fijo. Adicionalmente, hay una serie de seguimientos con relación conmigo. Cerca de mi oficina, cerca de mi apartamento", adujo.

Precisó que "no me dicen nada. Los identifico. Sé que son personas que están haciendo un seguimiento especial. ¿Para quién? para el Estado o para personas que trabajan en una entidad del Estado, para interesados que estén próximos al tema. No lo sabemos".

Ibañez también se refirió a Catalina Hoyos, funcionaria de ese tribunal quien también hace parte del caso Odebrecht. Señaló que a la mujer también le fueron interceptadas sus comunicaciones.

"Ella consultó con Movistar y en efecto le dijeron que las llamadas estaban desviadas. Consultó con la Fiscalía si había o no orden judicial, dijeron que iban a averiguar", dijo.

Añadió que "tuvo o tiene intervenidas sus comunicaciones. A su turno hizo sus averiguaciones y en ese momento verificaron que tenía intervenidas sus comunicaciones. Eso pasó el año pasado. Me dijo que le habían confirmado oficialmente que le tenían intervenidas sus comunicaciones; no me supo decir si de manera legal o ilegal".

De interésFiscalía acusó formalmente a los llamados ‘Bulldozer’ por el caso Odebrecht

Ante esta situación, Jorge Enrique Ibañez confirmó que no se ha vuelto a sesionar en la oficina en donde al parecer se vienen registrando dichos seguimientos, por razones de seguridad.

"Por razones de seguridad yo prefiero no sesionar acá. Para garantía de los demás, para garantía de que ninguna comunicación o deliberación pueda tener trascendencia al exterior", dijo.

Agregó que "acá en esta oficina pueden haber puesto algún micrófono o algún mecanismo desde afuera para tratar de intervenir la comunicación o para conocer el diálogo que acá se da durante las reuniones que tenemos".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido