Este jueves comenzará a operar el Tribunal de la Justicia Especial para la Paz.

Patricia Linares Prieto
Patricia Linares Prieto, presidente de la Jurisdicción Especial para la Paz.
Foto: Colprensa

Con más de 150 funcionarios, entre magistrados, auxiliares y personal administrativo, comenzará a operar el Tribunal de la Justicia Especial para la Paz, en el cual buscará esclarecer y juzgar los crímenes que se cometieron durante el conflicto armado colombiano.

La magistrada Patricia Linares, presidenta de este tribunal, aseguró que pese a que iniciaron su operación formal hasta hoy jueves, ya tienen registro de más de siete mil personas que pueden ser candidatos para presentarse ante ellos y aclaró que los procesos judiciales que se lleven tendrán carácter colectivo.

“Nosotros nos vamos a enfocar en los delitos de lesa humanidad, una persona puede llegar para que se siga su proceso de manera individual, pero nosotros tenemos la tarea de buscar a qué grupo de víctimas pertenece y cuál es el proceso que se debe seguir para su caso”, dijo la jurista.

Este organismo jurídico funcionará con tres salas en las cuales operarán 18 magistrados en cada una y contará con el apoyo administrativo de cerca de 120 personas; además se articulará con los organismos de control e investigación como la Fiscalía y la Procuraduría.

“Estamos hablando de las salas de Reconocimiento, Verdad y Responsabilidad, la de Indultos y la sala de Definición de Situaciones Jurídicas; hay que dejar claro que el proceso para víctimas y victimarios no es el mismo y ya se tienen estipulados los protocolos que se deben seguir para esto”, dijo la magistrada Linares.

El Tribunal de la Justicia Especial para la Paz fue creado en el Acuerdo con las Farc para el juzgamiento de las graves violaciones a los derechos humanos y las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH), que sucedieron en el contexto y debido al conflicto armado.

“Hacemos un llamado a la sociedad en general para que depositen su confianza en la JEP y los demás componentes de la justicia, es necesario crear un espacio que genere las garantías de verdad, reparación y no repetición”, dijo Linares.

La presidenta del Tribunal de la JEP reiteró que los beneficios que se pudiesen otorgar a los criminales que se presenten ante ellos, dependerá del nivel de compromiso que haya con los procesos judiciales en su contra y el nivel de colaboración en el esclarecimiento de la verdad.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido